El fracaso de los convenios con Rusia

Rocio San MIguel


ROCIO SAN MIGUEL
rociosm@cantv.net

Ayer señaló el General en Jefe Rangel Silva: “La entrega de nuevos sistemas de armas, gracias a los convenios de cooperación con la Federación Rusa, permite tener mayor nivel operacional”. Miente usted

General. La verdad es que la caja negra completamente inauditable de los convenios militares con Rusia, que están siendo mal gestionados, constituyen a la fecha un daño irreparable a la Nación.

 Más grave son las expresiones del Presidente Chávez, también ayer, durante el acto de entrega de nuevos sistemas de armas a la Fuerza Armada Nacional: “Quiero agradecer al presidente Dimitri Medvedev, a la Federación Rusa, al Primer Ministro, Vladimir Putin, todo ese armamento, todo ese sistema de armas, el más moderno del mundo, fabricado en nuestra querida y hermana Rusia”. Declaraciones entreguistas frente al más descarnado modelo capitalista expoliador que Venezuela haya suscrito con país alguno en los últimos 60 años para la adquisición de armas, tal como lo demuestra el proyecto Sukhoi 30 MK2, que a 4 años de adquirido y habiendo costado a la Nación más de 2 mil millones de dólares, debería tener un 80 ó 90 por ciento de disponibilidad y llega a menos del 40 por ciento.

 

Atrévase a contestar

De cara a estas declaraciones, el Presidente y su Alto Mando Militar deberían responder algunas preguntas al país:

 1. ¿Por qué solo están operativos para el combate de 2 a 4 aviones de 24 Sukhoi 30 MK2 que fueron adquiridos a Rusia?

2. ¿Por qué todavía, tal como estaba previsto en el contrato, los talleres de mantenimiento de los Sukhoi 30 MK2, no están operativos?

3. ¿A quién interesa que el Centro de Mantenimiento de Oriente (CEMAO) en la Base Aérea Luis del Valle García de Barcelona no termine de funcionar?

4. ¿Por qué el sistema Optrónico de los Sukhoi 30 en la mayoría de los aviones no está disponible? Para que se entienda de manera simple, éste es el sistema que permite hacer de estos aviones una unidad de caza efectiva. Cabe precisar que un avión de cuarta o quinta generación como lo es el Sukhoi 30 no se puede utilizar si fallan estos componentes electrónicos de alta tecnología.

5. ¿Por qué no se hicieron las obras de infraestructura con el equipamiento adecuado antes de recibir un sistema de armas de alta tecnología?

6. ¿Por qué no se capacitó completamente al personal venezolano para poder afrontar el mantenimiento de estos sistemas ultramodernos?

7. ¿Por qué los rusos se niegan a la creación de un fondo para la adquisición planificada de los repuestos? En pocas palabras, estamos a merced de los rusos, con una gerencia por crisis que se encarga de hacer volar cada año algunos Sukhoi 30, para cada 5 de julio o día de la aviación militar (ahora los 27 de noviembre).

Estamos frente a la más vergonzosa situación que Fuerza Aérea de país del mundo haya tenido en su historia. Contar con un sistema de armas que costó 2 mil millones de dólares a la Nación y sólo sirve a 4 años de adquirido, para despegar y aterrizar. Nada más. ¿Es ese el modelo de gestión exitosa de la FAN del que usted habla señor Presidente? Atrévase a contestar…

 

 
Rocío San MiguelRocío San Miguel

Un Comentario;

Los Comentarios han sido cerrados.

Top