Profesor y maestro

Mons. Baltazar Porras


MONS. BALTAZAR PORRAS

¿Dónde encontrarán los jóvenes puntos de referencia ante una sociedad quebradiza e inestable?

Desde El Escorial en Madrid, Benedicto XVI dialogó con profesores universitarios jóvenes. Sus reflexiones reflejan una situación que conviene recordar. A su ilusión de joven profesor, con las heridas y carencias materiales dejadas por la guerra, se unió la actividad apasionante de responder a las inquietudes últimas y fundamentales de los alumnos.

¿Dónde encontrarán los jóvenes de hoy puntos de referencia ante una sociedad quebradiza e inestable? La misión de un profesor universitario no puede privilegiar la visión utilitaria de formar profesionales competentes y bien capacitados técnicamente. Cuando la utilidad y el pragmatismo se erigen como criterio principal, las pérdidas son dramáticas: el abuso de una ciencia sin límites y el totalitarismo político al servicio del mero cálculo de poder.

La Universidad está llamada a ser siempre la casa donde se busca la verdad propia de la persona humana. La Universidad encarna un ideal que no debe desvirtuarse ni por ideologías cerradas al diálogo racional ni por servilismos a una lógica utilitarista de simple mercado.

No pierdan nunca la sensibilidad e ilusión por la verdad. La enseñanza no es una escueta comunicación de contenidos. Hay que suscitar en los alumnos sed de verdad y afán de superación. El camino hacia la verdad completa es un camino de inteligencia y amor, de razón y de fe, porque la verdad siempre está más allá de nuestro alcance. Podemos buscarla y acercarnos a ella, pero no podemos poseerla del todo.

En el ejercicio intelectual y docente, la humildad es asimismo una virtud indispensable, que protege de la vanidad que cierra el acceso a la verdad. Bien vale la pena rumiar estas cuitas y vernos en el espejo de la realidad universitaria, ahogada “por el totalitarismo político cuando se elimina toda referencia superior”.

fautih@hotmail.com

 
Top