La Educacion Física… ¿En manos de quién?

Luis Hernández Estrella

DESDE  LAS  CANCHAS
Luis Hernández Estrella
luisherestrella@gmail.com 

El  nuevo  instrumento  de  legislación  deportiva  nacional  contempla  la  redirección  de  la  asignatura  de  educación  física  en  todos  los  planteles  educativos,   partiendo  desde  las  universidades  hasta  la  educación  Inicial.   Sirva  este  nuevo  paso para  reorientar  mejor  la  actividad  en  los  centros  educativos , para  buscarle  solución  a las  carencias  existentes  en    escuelas  y  liceos  públicos  por  el  estado  de  deterioro  en  que  se  encuentran  dichos  planteles y,  por  la  ausencia  de  material  deportivo  en  sus  diferentes  disciplinas  para  cumplir  con  el  desarrollo  de  la  clase.

Para  ello  se  debe  presentar  un  instrumento  de  orientación metodológica  que  facilite  a  los  docentes  mejores  elementos  de  información  técnica  y  didáctica  sobre  las  necesidades  más  apremiantes  en  el  campo  de  trabajo.   Para  nadie  es  un  secreto  que   con  la  asignatura  educación  física  no   se  ha  estado    cumpliendo  el  cometido  por  el  cual  fue  incorporada  como materia  obligatoria  en  todos  los  planteles  del  país. De  allí  que  ha  dejado  de  ser  la  base  de  sustentación  de  un  deporte  escolar  con  mejores  alumnos  iniciados  en  el entrenamiento.

El  docente  es  el  primer  motivador  del  deporte, es  quien  capta  los  talentos,  quien  enamora  al  alumno  a  la  práctica  del  deporte, y  quien  inicia  con  los  primeros  pasos  para  que  haya  mañana  mayor  cantidad  de  jóvenes  integrados  a  las  diversas  disciplinas   deportivas.  Vale  la  pena  mencionar  a  los  gloriosos  liceos  Pedro  Gual, M.J. Sanabria y Enrique  Bernardo  Núñez,  de  La  Isabelica.  Estos  planteles  dejaron  de  ser  aquellos  centros  educativos de  los  cuales  salían  alumnos  con  destrezas  deportivas  para  incursionar  en  los  seleccionados  de  Carabobo.

Lo  que  no  se  sabe  a   ciencia cierta  es de  que  manera  será  reorientada la  mencionada  asignatura  y  cuál  será  el  papel  que  cumplirá el  nuevo  Ministerio  del Deporte,  cuando tiene  por  delante las  funciones  del  Instituto  Nacional  de  Deporte, y se  le  agrega el  control  y  dirección  de  la  educación  física.   Todo  esto  presagia  un  cuadro  desalentador  cuando  no  se  tiene  la  cantidad  de  personas   competentes y preparadas  para  que  asuman  las  funciones  de  una  u  otra dirección  entre  tantas   competencias  administrativas  que  tiene    estructurado  en  su  organigrama   el  susodicho  ministerio.

El  ejecútese  a  un  nuevo  instrumento  ley   no  significa  salir  del  estado  en  que  se  encuentra  el  deporte  nacional.  Otra  cosa  es   lograr  mejorar  el deporte  y  que  éste  ocupe  mejores  escenarios  no  sólo  en  todo  el  país, sino  que  se  posicione internacionalmente  en  todas  las  competencias  en  las  cuales  haya  participación  de  un  seleccionado  patrio.  En  el  deporte  no  se conseguirán  confrontaciones  de  poderes, ni  confrontaciones  con  las  Federaciones; pero  si  las  conseguirá  por  el  estado  de  abandono  de  las  instalaciones  deportivas,  y por  el  incumplimiento  de  programas  que  en  nada  ayuden  a  la  causa  deportiva y  sólo  sirvan  para entrometer  más  a  la  política.

 
Top