Las tres Marías del proceso

Elides J. Rojas L.

ELIDES J. ROJAS L.
erojas@eluniversal.com
@ejrl

 La mentira, la piratería y las excusas son las tres patas fundamentales del proceso

La revolución, entre muchas características de avanzada, tiene tres que la colocan en un rango de destrucción y fracaso, tanto que si no fuera por el petróleo, Venezuela estaría muy cerca de los más atrasados países africanos. El proceso está marcado por tres rasgos fundamentales: la mentira, la piratería y la infinita capacidad para inventar excusas.

La mentira. Van casi 13 años de cobas y lo mejor es que cada año las cobas son infinitamente superiores a las del año anterior. Son más robustas y mejor diseñadas que las cobas de primera generación del año 1998. Al comienzo de la estafa chavista, el dueño de la hacienda afirmaba que trabajaría en un sistema de seguridad social que sería la envidia de América, del mundo. Hoy todavía tenemos el mismo sistemita precario que se sostiene en el Seguro Social, las leyes laborales, los subsidios para vivienda y, últimamente, la red maltrecha de cubanos buscavidas que hace las veces de red primaria de salud. Han mentido con todo, sin misericordia para sus compatriotas. Parques, museos, carreteras. Universidades, viviendas. Televisión de servicio público, comunas, poder popular. Economía fuerte, bolívar fuerte. El reino de la mentira vestido de militar.

La piratería. Saben de todo. Son expertos en todo. Periodismo, ingeniería, clima, aeronáutica, matemáticas, filosofía, economía, gerencia. Basta escucharlos, a cualquiera de los próceres, desde el máximo hasta el más vulgar de los animadores de VTV. Todos son unos expertos, con conocimientos sobrehumanos de cualquier cosa que le pongan adelante. Justamente, gran parte del problema del chavismo radica en la incapacidad manifiesta de su recurso humano, pero ni eso lo admiten. Se las saben todas. Pero, en la realidad, son unos piratas en grado de comandante en jefe. BusCaracas, solo por mencionar uno, es un proyecto hablado y recontra-hablado para mejorar el tráfico en beneficio de peatones, pasajeros, conductores del centro de Caracas, específicamente de la avenida Fuerzas Armadas. Pues bien, lleva tres años en obras, se han chupado cuatro presupuestos y no termina de pasar de piedras y estaciones sin buses. Un desastre monumental.

Las excusas. Las preferidas pasan por la cuarta república, el imperio, los cuarenta años podridos, la corrupción de los adecos y copeyanos, el neoliberalismo. Pero hay más excusas en la elite de la sacada de cuerpo. La crisis eléctrica, en la que el chavismo ha mostrado toda su fuerza para mentir, piratear y buscar responsables, es claro ejemplo. Fue la iguana, el Niño, la Niña, la sequía. Sabotaje, la oposición. Hasta un loro comecable pagó un apagón que no es racionamiento sino distribución racional.

Así son. No hay remedio.

 
Elides J. Rojas L.Elides J. Rojas L.
Top