Águila Uno está angustiado

La Pequeña Política

Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio, no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

 

PRUEBA DE QUE ME ESTAN SIGUIENDO

Águila Uno, lo que te propuse la semana pasada veo que me lo aceptaste. ¿Que no me entienden, mis queridos pajarracos y pajaritas? Es natural que así sea, por ahora, claro. Mientras Águila Uno lea todas las semanas mi crónica, la interiorice, y sintiéndose descubierto, le dé la orden a la pajarraca Tibisay para que actúe, no hay forma de conocer lo que va a ocurrir hasta que ocurra. Lo que Uds. si saben, mi querida manada, es que si Águila Uno le pone atención a este humilde Espantapájaros, con todo y sus cinco soles, pero clavado a la intemperie,  cuidando sus cosechas en el descampado, es porque está realmente angustiado. Pero comencemos por el principio.

La otra semana les hablé de cuatro de los objetivos que perseguía Águila Uno  al fijar el 7 de octubre para las elecciones presidenciales. ¿Lo recuerdan? Pues bien, uno de ellos era no ponerle fecha a las elecciones de gobernador y alcalde, para después correr la presidencial. Pero cuando se dieron cuenta de que habíamos descubierto la jugada,  decidieron ponerle fecha a esas elecciones, pero lo hicieron con un piquete que delata de antemano que hay mala intención. Como la idea que tienen es ir saliendo de los gobernadores, ¿qué mejor fecha para la elección que el 16 de diciembre? Claro, aun mejor habría sido el siguiente domingo, o sea el 23, víspera de la víspera de Navidad, o el 30 de diciembre, víspera de la víspera del Año Nuevo. Pero eso habría sido demasiado obvio.

Fijando el 16 como fecha electoral, la pajarraca mata dos conejos (pájaros no) en uno. Primero, si se raspa a algún gobernador popular, sabe que el escándalo durará máximo una semana y, segundo, fija una fecha en la que gran parte de la Clase Media estará viajando, para que al reducir la votación del segmento menos afecto al gobierno. ¿Se habrá dado cuenta la MUD del chuzo que le están metiendo? ¿Aceptará la MUD esa fecha sin decir ni pio?

LA JUGADA OCULTA

Pero es que hay otro gambito en puertas, mi querida pajarraca, otro gambito. Pero ese solo lo conoce Águila Uno y, claro, Fidel, su médico de cabecera. Todavía no lo conoce la pajarraca Tibisay.

El cóndor del Caribe como no sabe, a ciencia cierta, si Águila Uno estará aquí para esa fecha o si se habrá ido antes al país del que nadie retorna, quiere colocar las cosas en la fecha en la que es más fácil tomar a la gente desprevenida. ¿Lo recuerdan? Perro que come manteca, mete la lengua en tapara, dicen los campesinos de por aquí, y el Cóndor  tomó la Habana en la media noche del 31 de diciembre de 1959, cuando la alta sociedad cubana, en traje largo, ellas, en smoking, los caballeros, bailaban alegremente luego de recibir el Año Nuevo… Entonces ¿por qué no aprovechar los desvelos de diciembre?

Ahora, no vayan a pensar Uds. que Águila Uno me está leyendo y actuando obedientemente de acuerdo mis reflexiones. No señor. Las malas mañas no las ha perdido. Lo está haciendo porque se siente inseguro, aunque simule lo contrario, y no quiere dar un paso en falso.  Tiene muchísimo tiempo enfermo, Uds. recuerdan que hace mucho más de un año comenzó su tiempo de Muda, pero ahora es que se da cuenta de que la cosa va en serio. Por eso, no vayan a creer Uds., mis queridos pajarracos y mis pajaritas queridas, en eso de que sale bailando después de una quimio, eso no es así. Lo que hizo el otro día, y yo lo descubrí con mi telescopio virtual, fue decir que se haría una quimio en el Hospital Militar, cuando lo que se hizo fue un chequeo porque le molestaba la garganta. Yo mismo me confundí al principio. Pero después penetré en su mente, y supe la verdad.

La idea que manejan es fabricarle la imagen del hombre invencible,  capaz incluso de derrotar a la Muerte. De manera que no coman cuentos. No son cuatro las quimios. Fue a Cuba  a hacerse su tercera sesión. Lo del Hospital Militar, ya se los dije, fue puro show.  Por eso se le vio con tanta fuerza y hablarle al país por cinco horas, cuando todos sabemos que la quimio es un veneno peor que una picada de culebra, y de cada sesión se sale debilitado.

UN FUTURO NEGRO-NEGRITO

Pero a este Espantapájaros no lo engañan tan fácilmente, y mi misión es mantenerlos a Uds. informados. A mí no me engañan porque viajo con mi pensamiento a donde nadie más va, y lo que yo estoy viendo no es nada bueno para Águila Uno. De allí los nervios que siente cuando lo descubro y de allí también que cada semana, luego de leer mis reflexiones, hagan ajustes para tratar de ocultar lo que piensan hacer.

La semana pasada les hable, ya se los recordé, de los cuatro objetivos que perseguía Águila Uno al anunciar la fecha de las elecciones presidenciales y se las enumero. Primero, quitarle presión al CNE. Segundo, separar las elecciones, poniendo a los gobernadores en segundo lugar para agarrarlos limpios y cansados cuando llegue la segunda elección. Y la tercera, que tenía dos variantes, tenía que ver con formas alternas de liquidar total o parcialmente las gobernaciones y alcaldías.

Pues bien, es este último objetivo el que aun mantienen en secreto, aunque a Águila Uno se le fue la lengua cuando dijo que al ser electo pediría una nueva Ley habilitante, cuando } no cuenta con los votos. La idea que manejan es que al tomar posesión, Águila Uno, habiendo derrotado a la Muerte, convoque una Asamblea Constituyente que, de paso, tendrá – como la anterior- carácter de Supra Constitucional, aquella figura que inventó la ilustre Cecilia. Al darle ese carácter, la Asamblea Constituyente sustituiría a la Asamblea Nacional, le otorgaría su habilitante, y procedería a cambiar la Constitucion para eliminar la elección directa de gobernadores y alcaldes.

Ese es el plan, pero bien sabemos que todo depende de la Divina Providencia ¿No es así, Águila Uno?  Y por lo que me dicen los sensores infrarrojos de mi helicóptero virtual, ese que me otorga el don de la ubicuidad y me ayuda a colocarme en la frontera del futuro, TU futuro es de color azabache. Y por eso, creo yo, le pones tanta atención a mis reflexiones.

LOS ANIVERSARIOS

Este fue el mes de los aniversarios. Primero el de AD, 70 añitos cumplió, y Proyecto Venezuela, 16. Los dos aniversarios fueron realmente sorprendentes por la cantidad y calidad de la concurrencia, y por la camaradería… aunque me dicen que el de los adecos se alborotó con las barras de Ledezma y los coros de loa partidarios de Pérez.

Poco a poco los partidos han ido cogiendo rumbo, así lo veo desde aquí, desde el descampado.  Unos mas, unos menos. El Gallo ratificó su programa del ’98, como diciendo, ahora le toca al mío. Pero lo que más llamó la atención fue la importancia que le dio a la Unidad, al margen incluso de las primarias. Algo anda husmeando el Gallo. Unidad para lo que venga, dijo.

En cuanto al pajarraco Henry, lo vieron sonriente en el acto de Proyecto Venezuela. El pajarraco Guariqueño quiere jurungarle la cueva, pero como que lo tiene medido. Lo que si se le encalató, según me cuentan, fue el pacto de Panamá. Ni el pajarraco Rosales cree en la doble P, ni los adecos de base tampoco. Odios paternales de unos… y mellizales de otros.

Pero el acontecimiento de la semana, el que estremeció al país, le correspondió al pajarraco Leo. La decisión de la Corte Interamericana le dio muchísima fuerza a su opción, y también legitimidad a todos los que han sido caprichosamente inhabilitados.

Razón adicional para que Águila Uno ande tan angustiado.

 
EspantapájarosNo photo

2 Comentarios

  1. José Figueroa said:

    Sabes una cosa Espantapájaros? Que me puedes comentar acerca de una duda que tengo…? ¿a que le puede temer mas Aguila uno: a ser derrotado por Leo o a que lo derrote la muerte antes de la verdadera derrota…? Lo digo a propósito de los bailes espirituales que le tiene Fidel en las calles de Cuba…Después de todo “el que vive prendiendo velas, siempre se muere en lo oscuro”

    • ABC de la Semana said:

      ESPANTAPÁJAROS RESPONDE: A quien le teme mas? A la muerte, por supuesto. De alli las velas prendidas. Gracias por escribirme. Desde el descampado, reciba muchos saludos, Espantapajaros

Los Comentarios han sido cerrados.

Top