Ley “Matson” para sindicalistas de Morón

REPIQUE
Mélida Qüenza Ponte
mq0105@hotmail.com    

 

            La detención hace pocos días de dos directivos del Sindicato de Obreros Municipales es otra demostración del terror y la zozobra que se vive en el municipio Juan José Mora, donde quien se atreva a hacer denuncias sobre irregularidades del gobierno local es agredido por bandas armadas, destituido arbitrariamente y hasta hecho preso bajo falsas acusaciones.

            Las nuevas víctimas de la ley “Matson” son Oscar Blanco, secretario general y Germán Pérez, secretario de organización del referido sindicato, quienes desde hace dos años venían denunciando irregularidades y abusos cometidos por el alcalde Matson Cabrera y motorizaron movilizaciones de obreros reclamando deudas del alcalde, y  denunciando violación de cláusulas contractuales.

           De acuerdo a la versión de trabajadores municipales, a sus compañeros se les armó una trampa, acudieron a una cita con un contratista de la alcaldía que reside en Puerto Cabello. Allí se presentó una comisión del CICPC y fueron acusados de extorsión, supuestamente estaban aceptando dinero del contratista para dejar sin efecto las denuncias contra el alcalde. Hubo protestas de los obreros y trabajadores, y como no había pruebas, fueron puestos en libertad, pero quedaron con averiguación abierta.

           Hace pocos días la policía los fue a buscar y bajo engaño los llevaron a rendir una declaración… pero fueron detenidos y remitidos al Penal de Tocuyito. El alcalde se ha propuesto acabar con el sindicato, despidió al directivo Ramón Parejo sin importarle el fuero sindical y mantiene una implacable persecución contra otros directivos. El alcalde quiere atemorizar a los trabajadores que no aceptan su autoritarismo, la ley “Matson” que quiere imponer.

            Ya son varios los hechos que demuestran en Juan José Mora no hay estado de derecho, se viola constantemente la Constitución, todo con la complicidad de organismos policiales, militares y de los tribunales de justicia, pues en ninguna instancia son oídas las denuncias. Todavía se recuerda el caso del atropello a 4 concejales principales de Morón, agredidos por bandas armadas del alcalde, destituidos y reemplazados en sus curules por gente afecta al alcalde por no avalar irregularidades administrativas de Matson Cabrera, caso insólito pero a dos años de ese hecho, la justicia sigue ignorándoles.

            Lo mismo ocurrió con el Consejo Local de Planificación, los que no obedezcan sus caprichos y barbaridades, quedan sujetos a la ley “Matson”, la ley del más fuerte.

            En Morón se preguntan cuándo al gobierno nacional, la administración de justicia y la dirección regional del PSUV, donde milita el alcalde Cabrera, atenderán esta situación que atenta contra todos los principios democráticos, pues ya los moronenses tienen suficiente con la zozobra que les causa la inseguridad ciudadana para cargar ahora con los abusos y atropellos de un alcalde que no respeta la ley o los derechos humanos más elementales.

 

 

 
Top