Unidad primaria

Ruth Capriles

RUTH CAPRILES
ruthcapriles@yahoo.com 

La verdadera victoria no será en votos, sino en el fortalecimiento de los partidos

Todo esto del compromiso de unidad está muy bien. Los candidatos de la oposición acuerdan respetar la elección primaria y los lineamientos de política que permitirán rescatar república y democracia. Pero antes de realizar esa unidad, tenemos que pasar por las primarias a las cuales no vamos con el mismo espíritu de unidad. Es lógico que en leal competencia, cada candidato trate de maximizar su posibilidad. Como el programa es unitario, la oferta de cada candidato dependerá de factores como gestión probada de gobierno, habilidad en propaganda y, sobre todo, de esa oscura variable, carisma, que depende mucho del capricho de los electores. Me gusta o no me gusta este u otro.

Pero más que una verdadera consulta de preferencias electorales esta elección es una lucha de poder entre partidos de la oposición. Lo cual en tiempos normales sería una competencia sana: dos opciones fundamentales, con ciertas diferencias ideológicas y estilos políticos. Sólo que aquí hay un demonio en el sistema, un factor extraño interviniente. Esta elección no es primaria de un partido. Es una elección nacional. No sólo hay candidatos de múltiples partidos sino además votarán todos los venezolanos que así quieran y no sólo los de la oposición. El Gobierno podrá mandar a votar el número suficiente de adeptos por la opción que más dañe a la oposición.

La reflexión es inquietante y versa sobre la diferencia entre la leal competencia y la intriga, que puede llevar a extremos de confabulación con el tercer actor.

Sabemos que la mayoría de electores votará luego por cualquiera que salga de esas primarias y a los humildes mortales nos da igual uno u otro. Pero la verdadera victoria no será en votos, resultado de la manipulación política, sino el fortalecimiento de los partidos en credibilidad y confianza. La transparencia de motivos, la gallardía en la competencia, la preocupación por los electores más que por la maniobra política, serán los factores que hagan los partidos del futuro democrático venezolano.

 

 
Top