El héroe ciclista

REBECA PERLI
russoper@gmail.com

Bartali llevaba en su bicicleta pasaportes falsificados para salvar la vida de judíos italianos

Gino Bartali fue un notable ciclista italiano nacido en julio de 1914 en el seno de una humilde familia. Su trabajo en un taller de reparación de bicicletas le valió la posesión de una de ellas con la que recorrió los accidentados terrenos de la región. A partir de 1935 comenzó a destacarse en el ciclismo profesional y en 1938 ganó el Tour de France para Italia, entonces bajo el régimen fascista lo cual por una parte complació a Mussolini y por la otra marcó a Bartali como deportista del régimen. Durante 1943 y 1944, a pesar de que, debido a la guerra, estaban prohibidas las competencias, Bartali continuó su entrenamiento recorriendo montañas y caminos escarpados con relativa tranquilidad dada su conocida afiliación política. A lo largo de su vida obtuvo 91 victorias. Falleció en el año 2000 en su Toscana natal.

 Un casual descubrimiento en el año 2003 reveló una faceta desconocida de Bartali: Sus recorridos de “entrenamiento” durante la II Guerra Mundial no tenían otro propósito que transportar en su bicicleta pasaportes falsificados que sirvieron de salvoconducto a judíos italianos refugiados en monasterios y conventos. Así consta en documentos encontrados por los hijos de Giorgio Nissim, un judío de Pisa quien, con el apoyo de prelados de la Iglesia, coordinó una red clandestina de salvamento la cual evitó que más de 800 judíos fueran deportados a los campos de concentración nazi. Bartali pertenecía a esta red y, arriesgando su vida en caso de ser detenido, se ocupó de transportar los documentos necesarios.

 Gino Bartali, gloria del ciclismo, no solo italiano, sino universal, nunca hizo pública su hazaña, ni alardeó del heroico comportamiento que merece en estas breves líneas un cálido homenaje.

 
Top