Fernando Amorebieta …El hijo de Cantaura

E. RODRIGÁLVAREZ – Bilbao

El martes de la pasada semana por la noche en España, Fernando Amorebieta fue famoso, más famoso que nunca, cuando marcó el gol de Venezuela que derrotó por primera vez en su historia a la Argentina de Lionel Messi (1-0). Probablemente, en ese momento sintió que su decisión de jugar con La Vinotinto había sido acertada tras tantos años de dimes y diretes, de presiones de la federación venezolana y del Athletic de Bilbao, su club de siempre, que temía los largos viajes. Ese martes, además de famoso, fue feliz. No siempre se marca un gol tan importante.

El noviazgo de Amorebieta con Venezuela, su país natal, es largo y tortuoso, como todos los noviazgos. El central nació en Cantaura, en 1985, donde trabajaba su padre, profesional de la pelota vasca. Luego regresó a España y se enroló en el Athletic, alcanzando el Europeo sub 19 con la selección española, en 2004.

Era un central prometedor, físicamente poderoso, con un golpeo magnífico, espigado y potente en el juego aéreo. Lezama lo quiso curtir como lateral izquierdo, vista su superioridad como central en las categorías inferiores, para que no se adormeciera en su supremacía. Tras debutar en Primera, donde volvía a imponer su poderío físico y su condición de central zurdo, Vicente Del Bosque le convocó en 2008 para un amistoso frente a Dinamarca. La convocatoria con España le aplacó la fiebre sudamericana, al ver entreabierta la puerta de la selección. Pero fue una llama efímera y el central volvió a pensar en Venezuela. La derogación de la norma que impedía cambiar de selección le animó aún más.

El Athletic siempre le intentó convencer de que sería malo para él y para el club. El Athletic no ha padecido nunca el virus FIFA y se encontraba de golpe con un caso tan singular. Solo Lizarazu, fichado como vasco, según la filosofía del club, se debía a las convocatorias de Francia. Pero Amorebieta, olvidado por la selección española, con la que nunca debutó, se tiró el órdago de jugar con Venezuela. Macua, el anterior presidente del Athletic, aseguró que el club no intentaba influirle: “La institución solo aconseja, no obliga a sus futbolistas a tomar una u otra decisión”.

Amorebieta anunció en su twitter que jugaba con Venezuela, convirtiendo el noviazgo en matrimonio formal. Debutó en septiembre con una derrota ante Argentina en India. Hoy es el central venezolano que tumbó a Argentina.

 
Top