Tiempos que deben volver

Luis Hernández Estrella

DESDE  LAS  CANCHAS
Luis Hernández Estrella
luisherestrella@gmail.com

 Los  personajes  a  los  cuales  me  voy  a  referir   han  sido  protagonistas  en  el  tiempo  y en  el   espacio  como  comunicadores  sociales  y  como  gente  involucrada  en  alguna  especialidad  deportiva,   en  las  que  cumplieron  o   cumplen  en  la  actualidad  tareas  que  seguirán  engrandeciendo  al  deporte  en  Carabobo. Los  mencionados  se  mantuvieron  en  el  deporte  y  uno  u  otro  se desempeña  como  dirigente  de  alguna  organización  deportiva.

Muchos de ellos todavía son recordados con sus columnas y su trayectoria como periodistas, por ejemplo, Raúl  Albert  “Desde  las  Gradas“,  Oscar  Amaro  “Juegos  Nacionales  Juveniles“, Luis  León  Guerra  “El  Carabobo  Fútbol  Club“, Clemente Segundo Díaz y su “Adelante muchachos”,  Edgar Ochoa Lazo “El Deporte Escolar”, Wellman  Díaz “Lo  que  sucede  en  el  voleibol  de  Carabobo“,  Pablo  Granados “Sofboleando“, Francisco  Molina  “El  Mundo  de  la  Natación“,  Raúl Medina  Sella “No  todo  es  color  vinotinto  en  el  deporte“,  Edgar  Guarenas  Borges  “Una  corrida  de  postín“ , Francisco  Silvino “Comentarios  sobre  el  hipismo  Nacional“, César  Reverón  “Anécdotas  del  deporte  carabobeño“, José Rafael  Fajardo  Peña  “Semblanza  del  deporte  empresarial“  y Jesús  Moreno con el “Béisbol  menor”

De ellos recuerdo para orgullo de Carabobo que fueron distinguidos con el Premio Nacional de Periodismo Deportivo, Luis León Guerra, Oscar Amaro, Jesús Moreno y Nicomedes Boada, quien hoy cumple labores en la jefatura de redacción de ABC de la semana. Estoy seguro que esta  trinchera  deportiva  aboga  por que  se  resalte  el  deporte  menor, escolar,  en  sentido  general, y  no  para  determinada  especialidad  en  particular, sino  para  el  fortalecimiento de  dicha  área  en  el  aspecto  universal.

Aunque hay una ausencia notable del deporte aficionado en los medios, ello  no  quiere  decir  que  no  haya  campeonatos  y  atletas  en  baloncesto  femenino  y  masculino,  aun  cuando  no  lo  cubra  el  espacio  deportivo; o  que  no  haya  eventos  de  boxeo, o voleibol, es  todo  lo  contrario, siguen las actividades, pero lo  que  no  hay  es  el  espacio  para  reseñar  con  claridad  meridiana  todo  cuanto  ocurre  en  dichas  entidades  deportivas, que  cumplen  denodadamente  por  avanzar en  la  conquista  de  mejores  escenarios  tanto  para  los  atletas, como  entrenadores  y  dirigentes.

De  vieja  y  buena  estirpe  se  han  hecho  los  robles  que  hemos  mencionado  hoy, para  quienes  pido  un  fuerte  aplauso  convertido  en  salud, y para  que  allá  donde  estén  emprendan  la  batalla  porque    se  considere  el  trabajo  y  el  esfuerzo  que  hicieron  por  engrandecer  el  deporte, como  algo  edificante  para   Carabobo y para  su  historia  deportiva.

 Mañana  podrán   desconocerse  los  triunfos  anteriores, así  como  los  artífices  del  trabajo  para que  su  terruño  alcanzara  el  triunfo. Construir  la  nueva  fase  del  deporte  es  tarea  de  todos, y  en  este  sentido  hay  que  crear  conciencia  deportiva de  que  los  elementos  que  lo  impulsan  están  basados  primordialmente  en la  información  periodística. Esos comunicadores que nombré al comienzo de esta columna, siempre abrieron espacio y tendieron una mano amiga para el deporte menor y escolar. Esos tiempos tienen que volver por el bien de nuestros muchachos con una nueva generación de periodistas. ¡Qué así sea!

 
Top