El drama de la comida

Carlos Machado Allison

CARLOS MACHADO ALLISON
carlos.machado@iesa.edu.ve 

¿Quiere comer mejor y más barato? Primero vote en las primarias y luego en octubre del 2012…

Los expertos de todo el planeta, están preocupados con el problema de la alimentación. El meollo es que hay tantas bocas que llenar como problemas que resolver. Los globales, se refieren a la disponibilidad de agua, suelos aptos para la agricultura, recursos para comprar comida, petróleo caro y países muy poblados como China, India, Indonesia, Brasil y otros que está progresando y aspiran comer más y mejor, cosa absolutamente natural. También existe una geopolítica de la alimentación que preocupa a los expertos: (1) ni Europa ni Estados Unidos van a producir mucho más, prefieren aumentar ingresos por otra vía como el turismo y la industria, desean colocar cada vez más tierras en condición de “ociosas” para garantizar el futuro y el bienestar de las próximas generaciones; (2) África, como un todo, es un desastre. Existen graves problemas de gobernabilidad y debilidad en las inversiones necesarias para producir más; (3) Asia está densamente poblada y con el crecimiento económico, pues se comerán todo lo que producen y tratarán de importar más leche, carne, aceite, trigo, azúcar y cualquier otra cosa que necesiten.

La solución, dice la FAO y cuanto experto existe, es producir más, usar las mejores tecnologías y tener las mejores prácticas de mercado. ¿Y América Latina? Pues bien, es vista como el “granero del mundo”.

Existen países en la región que ya lo están aprovechando. Este año Brasil exportará algo así como 50 mil millones de dólares en comida, Argentina no lo hará nada mal, Chile, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Paraguay tendrán buenos ingresos gracias a su desarrollo agrícola. Colombia está teniendo algunos problemas de competitividad porque el peso se está revaluando. Buena parte de América del Sur y de América Central disfrutarán el aumento de precio de los alimentos porque producen y exportan. Aquí, de espaldas al resto del continente, producimos menos e importamos más.

Millones de dólares y bolívares para adquirir y subsidiar alimentos y rampante la inflación y el desabastecimiento. ¿Por qué? Pues a contrapelo de toda recomendación, no estamos produciendo más alimentos. ¿Y las causas? Pues todo el mundo sabe cuáles son: control de precios, intromisión del Gobierno en el mercado, falta de firmes derechos de propiedad, problemas de infraestructura y emisión de bolívares como si fueran chorizos para financiar el poder político. Muchas misiones para que la gente reciba recursos, en lugar de generación de empleos productivos. Invasiones, rescates y expropiaciones, en lugar de estímulo a la inversión privada. Leyes, normas y controles, en lugar de capacitación y una buena ley de ciencia y tecnología. En fin, la ideología por encima del sentido común, el poder como objetivo en lugar del progreso. ¿Quiere usted comer mejor y más barato?

Pues haga dos cosas, primero vote en las primarias por el candidato que más le guste y luego haga su trabajo cambiando de gobierno en octubre del 2012, porque éste ni quiere, ni puede cambiar.

@ELUNIVERSAL

 
Top