Gran misión secuestro

Sammy Eppel


SAMMY EPPEL
sammyeppel@gmail.com

 

 

El negocio del secuestro reporta entre 100 y 200 millones diarios

 

Uno de los grandes logros de Chávez ha sido llevar a Venezuela a ocupar el sexto puesto entre los países más violentos del planeta, esto no ha sido tarea fácil y fue necesario poner las mejores mentes a trabajar en tan revolucionario proyecto.

Se calcula que cerca del 90% de los crímenes no son reportados, porque los agraviados saben que pierden su tiempo, y de los delitos que sí son denunciados solo un 2% llega a tener una decisión judicial. En otras palabras, el delito se ha convertido en el mejor negocio, pues las posibilidades de ser enjuiciado son prácticamente nulas, no existe negocio en el mundo que garantice ese porcentaje de éxito. De ahí su proliferación, cada día cientos de personas se suman a una disciplina que promete grandes ganancias, no paga impuestos y que permite hacer lo que te venga en gana, incluso quitarle la vida a otro ser humano. Ya existen grandes empresas llamadas “bandas” que se manejan como corporaciones y otros que comienzan por su cuenta. Todos saben que deben llevar en sus carteras un carnet, real o ficticio, del partido o una “chapa” de algún cuerpo de seguridad, y también saben que en el caso de ser por casualidad apresados, ningún juez los condenará sin antes recibir órdenes de “arriba” por lo tanto alguna conexión es buena. El secuestro se ha convertido en uno de los preferidos, pues reporta entre 100 y 200 millones diarios y permite a sus integrantes llevar una vida parecida a los artistas de Hollywood.

¿Y que gana el régimen con esto? Muy fácil, fomentar el caos en el que la revolución y su líder son el único referente y reventando la fibra moral al demostrar que el trabajo honesto no conduce a una vida mejor, pues el único que prospera y tiene movilidad social es el criminal. ¡Será!

 

 
Top