El inmenso Van Persie

Diego Plaza Casals

Tres meses después del comienzo de la competición el estado de forma de Van Persie le convierte en el jugador más decisivo del mundo en la actualidad. Los números no engañan. Su estado de forma es superlativo.

La marcha de Cesc Fábregas dejó un hondo vacío en el vestuario del Arsenal y la necesidad de un nuevo líder, Van Persie asumió la capitanía y se echó el equipo al hombro. En parte, se trataba de una deuda moral con su míster, Wenger. El francés siempre apostó por él, lo rescató del Feyenoord tras las desavenencias con su entrenador y confió en su talento a pesar de las sucesivas lesiones que sufrió.

Ahora recoge los frutos, 17 goles en 18 partidos sólo están a la altura de los superclase. Como dice Wenger: “Los goles llegan a él sin ni siquiera buscarlos”. Lo ha convertido en el nuevo Henry que ha querido que fuera desde que modificó su posición de la banda izquierda al interior del área. Su última exhibición ha sido darle la clasificación al Arsenal a octavos de Champions con sus dos goles ante el Borussia Dortmund. Si las lesiones lo respetan por fin, Van Persie estará entre los elegidos para la gloria a final de temporada.
 

 

 
Top