El pernil de la demagogia

PEDRO E. PIÑATE B.
ppinate@gmail.com 

 De enero a octubre de 2011, Venezuela importó 6.119 TM de carne de cerdo desde Brasil, por valor FOB de US$ 24.892.000. El costo promedio fue de 4.067,98 US$/TM FOB equivalente a 17,50 Bs/kg al cambio Cadivi de 4,30 Bs/US$. Curiosamente, mientras el valor promedio de las exportaciones de carne de cerdo del Brasil a todo el mundo fue de US$ 2.771 por TM FOB de enero a agosto 2011, Venezuela la compró pagando 1.296,88 US$/TM más sobre el precio promedio de las exportaciones, que en 6.119 TM de carne representa un sobreprecio de US$ 7.935.608,72 o 31,88%.

Ni el Gobierno ni Feporcina informan cuánta carne de cerdo se importa al país, reflejo de la cero transparencia de sus importaciones. Tras el pernil de la demagogia decembrina son muchos los negocios que se derivan, estando por verse si el pernil es un producto de primera necesidad que obligue a su subsidio por razones nutricionales, porque si fuese así entonces la carne de res debería subsidiarse todo el año y la más costosa carne de cerdo controlarse como la de res, lo que no se hace.

Como dato de interés por cada tonelada de pernil y paleta que se importa, 55 cerdos gordos no se producen o dejan de producir en Venezuela. Y aunque esta cuenta no le importa a los que se lucran detrás del pernil de la demagogia, si le preocupa al país que observa con enojo el desangre de las importaciones subsidiadas por Cadivi y compradas con sobreprecios.

 

 

Versión editada

 

 
Top