Primarias = Conciencia

Alfredo Yánez Mondragón


ALFREDO YÁNEZ MONDRAGÓN
@incisos

 

Solo una altísima participación desafiaría a la dirigencia, oficialista y de oposición

El valor estratégico de las Primarias que se celebrarán el próximo domingo 12 de febrero está muy por encima de la suma de los votos que obtengan los candidatos.

Lamentablemente, los comandos de campaña se han dejado llevar por la receta tradicional al poner el énfasis en la promoción de tal o cual nombre; demeritando el amplio contenido de una propuesta de transformación político social; muy -pero muy- contraria a la barbarie autoritaria que se enfrenta.

Así las cosas; el proceso de campaña hacia las Primarias se ha desarrollado sin apuntar al sentimiento nacional de transformación; que no procura un líder carismático que sustituya a otro; sino que se plantea un auténtico cambio en la sociedad; que obviamente va mucho más allá de un nombre.

En todo caso; ya estamos a escasos días de la votación; y los actores -en su mayoría- han decidido establecer las Primarias como una elección más.

En ese sentido, junto a la tímida campaña de motivación al electorado; ya comienzan a filtrarse estimaciones de participación; y las explicaciones respecto a estándares internacionales y comparaciones con procesos “similares” en el mundo.

Aun cuando hay conciencia de que generar expectativas elevadas confronta a los conformistas, es obligatorio dejar claro que solo una altísima participación en el proceso de Primarias marcaría un auténtico hito en cuanto a los reclamos sociales del país. Significaría un desafío extraordinario para la dirigencia, oficialista y de la alternativa democrática, sería una clara señal de pérdida de miedo; o mejor, de asimilación de ese miedo, convertido en voz alta, en reclamo serio, en activación de una fuerza ciudadana que no se resigna, que no cede a las pretensiones autoritarias, vengan de donde vengan.

Las Primarias planteadas en Venezuela, este año, en nada se parecen a los precedentes en el país o en el mundo. No son un acto partidista, no son sectoriales, no son un simple evento político. Las Primarias son una herramienta extraordinaria para demostrarnos como país que ciertamente queremos avanzar de manera distinta; y eso implica decisiones, renuncias, riesgos.

Los que creen que todo se reduce a presionar una membrana en la máquina de votación, a teñirse el dedo, o a celebrar (o sufrir) el triunfo de un candidato; definitivamente no han entendido que nuestro problema no es de elección; sino de conciencia.

 

Resta poco más de un mes para asumir este desafío con la templanza y firmezas necesarias. Lo dicho, el valor estratégico -aunque suene trillado- es mucho más que la suma de todas las partes.

 

 

 

 
Alfredo Yánez MondragónAlfredo Yánez Mondragón
Top