Higuaín, pura rentabilidad

Javier Roig

El Real Madrid venció en Mallorca y, como suele ocurrir cuando está en el campo, Higuaín marcó un gol. No fue titular, pero cumplió como casi siempre lo ha hecho. Pocos madridistas hubiesen imaginado hace cinco temporadas que aquel joven de 19 años, procedente del River Plate, que llegaba a la capital sin hacer demasiado ruido por trece millones de euros, se convertiría en uno de los mejores delanteros a nivel mundial.

HIGUAÍN celebra su último gol con el Madrid, ante el Mallorca

El pasado día 11 se cumplió un lustro del debut del argentino con la elástica merengue y ya nadie en Chamartín duda de la calidad de este jugador. Y es que el «Pipita» es de esos jugadores que tienen que ganarse el puesto año tras año. Cassano, Huntelaar, Raúl, Ruud van Nistelrooy, Adebayor, Benzema o Cristiano Ronaldo han sido jugadores contra los que Higuaín ha tenido que pelear la titularidad, a pesar de tener números de auténtico «killer». Muy cuestionado en sus inicios, acusado de tener poco gol, Higuaín ha demostrado  estar a la altura del club en el que se encuentra. En 238 partidos con el Real Madrid ha anotado 110 goles y eso que el primero tardó en llegar. En su primera temporada, tan sólo marcó dos tantos en 23 partidos. Se estrenó en el Vicente Calderón y su primer gol ante la afición blanca fue en aquel agónico partido de la «era Capello» contra el Espanyol que el Madrid terminaría ganando en el último minuto por 4-3 con gol del «Pipita», que a posteriori sería fundamental para proclamarse campeón de Liga en la segunda etapa del entrenador italiano en el club.

Al año siguiente, en la temporada 2007-2008, un gol del argentino en el Reyno de Navarra daría el título de Liga, por segundo año consecutivo, a los blancos. Su registro ese año fue de nueve goles en 34 encuentros disputados. El «Pipita» aún tenía unos números discretos. Sin embargo, al año siguiente, una grave lesión de Van Nistelrooy le daría una oportunidad que no dejaría escapar. Empezó a ser titular y consiguió marcar un total de 24 goles en todas las competiciones, incluyendo cuatro dianas en un mismo partido al Málaga. Fue el máximo goleador del equipo.

Sin embargo, sus mejores números aún estaban por llegar. Fue en la temporada 2009-2010, cuando Florentino Pérez volvía a la presidencia del club con los millonarios fichajes de Cristiano, Kaká y Benzema, y con Pellegrini en el banquillo. Higuaín tuvo que demostrar, como hace cada año, quién era el delantero titular. Volvió a ser el máximo goleador del equipo, con 29 goles en 40 partidos, superando por un tanto al mismísimo Cristiano. Estos números consagraban al argentino como uno de los mejores delanteros del planeta y el 7 de junio de 2010 el Real Madrid decidió renovarle el contrato hasta junio de 2016, y le pagaría 6 millones de euros por temporada.

Una hernia discal le tuvo apartado de los terrenos de juego casi la mitad de la pasada temporada,  en la que ha sido la lesión más grave de su carrera. Esto, sumado a la mejoría de Benzema, ha provocado que en esta campaña Mourinho opte por el francés como titular. Aún así, el argentino ha marcado en seis de los siete partidos que ha sido titular y este año promedia un gol cada hora de partido.

 
Top