DIEGO, LEOPOLDO Y MARIA CORINA

Nelson Acosta

La política es así
Nelson Acosta Espinoza

acostnelson@gmail.com    

Tres, de los seis precandidatos a las elecciones primarias organizadas por  la MUD, atendieron la invitación al almuerzo foro que tradicionalmente organiza el PRESS CLUB de Valencia. Diego Arria, María Corina Machado y Leopoldo López concurrieron a este importante evento. Pablo Pérez, Enrique Capriles Radonski y Pablo Medina, por diversas razones se excusaron de asistir a este importante foro. Es significativo resaltar que concurrieron a este evento más de trescientas personas representativas de sectores institucionales del estado.

En líneas generales pudiera resumirse las intervenciones de los precandidatos de la forma siguiente.

Diego Arria reafirmó su convicción de la necesidad de convocar a una Constituyente de resultar vencedor en las presidenciales del 7 de octubre. Señaló que esta es la única vía para poder desmontar el aparato político que mantiene secuestrado los poderes públicos en el país; denunció, igualmente, el conformismo de ciertos dirigentes políticos en relación a este tema y aclaró que el momento actual es de naturaleza política, no reivindicativa y, en este sentido, cuestionó que la Mesa de la Unidad Democrática haya propuesto la alternabilidad democrática “cómo si fuera AD y COPEI, cuando lo que necesitamos es sustituir este régimen totalitario y abusivo”.

Leopoldo López, por su parte, desarrolló su propuesta en torno a la necesidad de construir una nueva mayoría. Apostó porque en las  venideras elecciones primarias esta realidad electoral y política se expresaría con una asistencia de tres millones de votantes. A partir de la idea de superar los obstáculos propuso tres temas en torno a los cuales deben unirse los venezolanos: superación de la pobreza, empleo y seguridad ciudadana.

En tono vehemente, María Corina Machado, convocó los venezolanos a tener “esperanza para poder derrotar el miedo”. Acotó “que todo acto moral es un acto de esperanza”…y, en ese sentido, la elección que se aproxima no es “una elección convencional, es una lucha espiritual en la búsqueda de la libertad”.

Los tres precandidatos expusieron en forma coherente y precisa sus ideas básicas sobre las cuales han  edificado su apuesta electoral. Sus disertaciones, sin embargo,  fueron construidas al interior de un marco abstracto y único. Esta circunstancia no facilitó la incorporación a sus discursos de la diversidad cultural y política que constituye lo venezolano. Ausencia que resta eficacia comunicacional a sus discursos. En otras palabras, no lograron alcanzar la  intensidad emocional apropiada para acarrear con éxito sus razones electorales y políticas.

El candidato que triunfe en las elecciones primarias requerirá de un relato. Es decir de un mecanismo discursivo que le permita simplificar la complejidad que caracteriza la coyuntura política del país. Un punto de partida sería reivindicar nuestro pasado democrático y nuestra diversidad cultural. A partir de ahí se pudiera construir un relato mítico respecto al legado institucional y político del país. Esta narrativa permitiría moldear el presente a la luz de las lecciones del pasado.  Fechas como la del 23 de enero, por ejemplo, constituye una excelente oportunidad para “moralizar” el presente, dotarlo de sentido y, en consecuencia, capitalizarlo política y electoralmente para los sectores democráticos del país.

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top