INTERCAMBIOS DE INFORMACIÓN

Ronald Evans


RONALD EVANS MÁRQUEZ
Ronald.Evans@bakermckenzie.com 

 

La era del secreto bancario y estructuras anónimas está llegando a su fin

El mundo globalizado hace cada día mayores esfuerzos por la transparencia fiscal y el intercambio de información tributaria entre los Estados. Hay una explosión de acuerdos limitados solo al intercambio de información, requeridos ahora por la OCDE para eliminar a ciertas jurisdicciones consideradas paraísos fiscales, de sus listas negras. EEUU ha implementado normas recientes donde se debe informar de las cuentas bancarias de personas dueñas de entidades en ese país, aun siendo no residentes.

 

La era del secreto bancario y estructuras anónimas está llegando a su fin. Si bien los países desarrollados tienen como política fiscal suscribir con países que son considerados o que han sido considerados como países de baja imposición, convenios de intercambio de información, tal política, en la práctica, no conlleva un beneficio (al menos directo) para los nacionales del otro Estado contratante. Tal circunstancia, sin embargo, ha sido identificada por países como Barbados, Bermudas, Jamaica, Trinidad y Tobago y ahora Panamá, entre otros, los cuales han logrado negociar beneficios específicos para sus países a través de convenios amplios para evitar la doble tributación (que incluye los intercambios de información pero otras materias de importancia para los inversionistas). Venezuela posee una red de convenios tributarios con beneficios negociados específicamente para Venezuela.

 

Ejemplo de ello es el convenio entre Venezuela y Reino Unido, que trae cláusulas para reconocer en el Reino Unido los incentivos tributarios otorgados por Venezuela. Varios de esos incentivos llegaron o están llegando a su fin y es necesario que Venezuela renegocie esos convenios para seguir manteniéndolos o sustituirlos por otros equivalentes.

 

 

 

 
Top