TE NOTO ASUSTADO

Rafael Bello Rosal


RAFAEL BELLO ROSAL
@rafbello
rafbello@gmail.com

 

De todas tus cosas negativas y positivas, había una que admiraba muchísimo y que consideraba vital en tu forma de hacer política: ignorar al adversario públicamente. Era impresionante escuchar largas cadenas, bastante folclóricas y poco informativas, donde durante horas eras capaz de posicionar cientos de mensajes en la opinión pública sin detenerte ni un segundo a nombrar a tus adversarios. Recuerdo que en la dirigencia opositora la gente se peleaba por ser nombrados, al menos una vez, en una de esas cadenas. Lo consideraban la mejor propaganda que pudieran tener.

 

Esa actitud retadora te confería una fuerza indescriptible, nos hizo pensar por mucho tiempo que eras invencible. Poco a poco esa imagen se ha ido desmontando, ya ni tus seguidores creen en esa fuerza sobrenatural de la que antes hablaban, y aquellos que te adversamos reconocemos que es difícil ganarte (sobre todo por la chequera infinita que tienes), pero ya no lo creemos imposible. Para ser totalmente sincero contigo, estamos convencidos que es totalmente factible derrotarte por la vía electoral y eso es una mezcla de buen trabajo hecho por nosotros y mucha ineficiencia de tu parte.

 

Te escribo porque te noto asustado, desde hace un par de semanas no dejas de referirte a tus adversarios, incluso de llamarlos por nombre y apellido (claro, y uno que otro insulto para complementar la mención). Veo que atacas nuestros métodos de participación, te noto tan asustado con las primarias del 12 de febrero, que por primera vez en mucho tiempo somos nosotros los que te marcamos la agenda. Siento, que de cierta forma estás experimentando ese amargo sabor de no estar seguro de la victoria, o lo que es peor, de estar convencido que puedes perder.

 

Derrota: seguro esa palabra la habías borrado de tu diccionario y los jóvenes hicimos que la recordaras, sin embargo, lo que más temes es que se acabe tu tiempo de estar en Miraflores, de seguir impulsando una revolución a la que no encuentras lugar por donde empujarla para que arranque. Tu tiempo se está agotando, pero no queremos ir a las elecciones con un candidato distinto, queremos ganarle a ese que con arrogancia decidía ignorarnos, estamos preparados para ganarle a tu versión más fuerte.

 

El 12 de febrero (poco menos de un mes) tendrás con nombre y apellido la persona que te sustituirá el 7 de octubre, espero que eso no desate aún más tu miedo.

 

 

 
Top