Bombas por comida

Ricardo Trotti

RICARDO TROTTI

 

Jamás el mundo se hubiera imaginado que la presión nuclear se aliviaría por el intercambio de políticas armamentistas por comida. Así quedó expuesta esta medida creativa del gobierno estadounidense en sus relaciones con el régimen agresivo de Corea del Norte.

En un giro de 180 grados en las relaciones entre ambos países, el hijo de Kim Jong Il, que gobierna desde diciembre, aceptó suspender el enriquecimiento de uranio y aplicar una moratoria sobre ensayos nucleares y de misiles de largo alcance a cambio de 240.000 toneladas de alimentos para subsanar la hambruna de su pueblo, que la sufre desde hace años.

Según agencias, desde 2006 que Corea del Norte viene probando misiles balísticos y explosiones nucleares, además de enriquecer uranio para desarrollar armas nucleares.

Resta saber si esta buena medida disuasiva creada por la necesidad, podría imitarse con otras probables potencias nucleares o al menos buscarse otros mecanismos, como los que podrían aceptar los iraníes para desactivar sus aspiraciones nucleares.

Por el momento, lo del gobierno de Kim Jong Un es un buen gesto, aunque tendrán que esperarse los resultados. Ya en otras oportunidades Corea del Norte prometió dejar de lado políticas nucleares para restablecerlas casi de inmediato.

 

http://www.ricardotrottiblog.com/

 

Artículos relacionados

Top