Marchitando a Valencia

Carlos Lozano

Carlos Lozano

Caminando con Carlos Lozano
Carlos Lozano
Caminandoconcarloslozano@gmail.com 

Entramos ya en marzo y como ya es lamentable costumbre la administración del Hotel Tacarigua -en mejores tiempos Intercontinental Valencia- ha olvidado recoger los miles de juegos de luces que ahogan las ramas y troncos de nuestro emblemático Samán de la Viña.

La costumbre de decorar los samanes, es una tradición valenciana; en un tiempo Telcel decoró e iluminó el samán de la Redoma de El Viñedo, antigua esquina casa del Sr. Carlos Ignacio Mendoza, ahora Centro Comercial Otama. Fue también en tiempos de Paco Cabrera que un sistema de luces iluminó el parque museo al aire libre “Andrés Pérez Mujica”, corazón de El Viñedo y también cuando la administración del entonces Intercontinental Valencia asumió la decoración del Samán de la Viña, con un sistema de luces que deleitaba a vecinos y valencianos de todas las zonas que venían con sus hijos y parejas a compartir el juego de luces. Sólo durante las festividades, claro.

Lo que nunca vimos en esos buenos tiempos fue que el florecimiento del samán se viera, como ahora, interrumpido porque a la administración del hotel, ya del Estado, no le alcanzó ni el tiempo ni la preocupación  para recoger las luces que en noviembre ellos mismos instalaron. Ahora veo el Samán de la Viña y me parece un retrato de esta Venezuela que se va secando detrás de las vallas propagandísticas oficiales. Sin grama, sin flores y agonizante en su tronco y ramas. Sus raíces y tierra nunca han recibido mantenimiento. Como muchas cosas las toman, las explotan hasta el desgaste.
A la ceiba del Centro Comercial Piazza le arrancaron 2 brazos para dar espacio a una valla y un poste de estadio donde hace de sus reuniones quien en vez de sembrar una Valencia floreciente, la marchita. A quien no le importa la naturaleza menos le pueden importar los seres humanos que deberían disfrutarla.

 

 

 

Un Comentario;

  1. mila said:

    Falta poco Saman, en Octubre reviviras. Tus raices son tan fuertes como todos los Venezolanos que han aguantado estos 12 anhos de Socialismo improductivo.
    Hay que educar a los ninhos en las escuelas y ensenharlos a ser conservacionistas.
    El dia del arbol es todo los dias!!!

Los Comentarios han sido cerrados.

Top