Cambio institucional

Juan M. Raffali

Juan M. Raffali


JUAN M. RAFFALLI A.
jmrhab@yahoo.com 

 

Se percibe que las cosas están por cambiar y es natural después de años sin alternancia en el poder

 

Las noticias sobre la salud del Presidente y el resultado de las primarias opositoras, a no dudarlo, han generado todo un ambiente de cambio político en el país. Se percibe que las cosas están por cambiar y es natural después de tantos años sin alternancia en el poder. En este sentido debemos remachar que lo que debe ocurrir en situaciones como la que lamentablemente aqueja al Presidente, está previsto constitucionalmente. Insistimos, estas circunstancias que ocurren en la vida de cualquier ser humano por poderoso que sea, las consideró la Constituyente y hay todo un elenco de soluciones para cada situación de ausencia temporal o absoluta del Presidente y su sustitución.

Elias Jaua

En cuanto a la percepción de cambio por la creciente popularidad del candidato de la oposición y la muy alta participación en las primarias, se trata de una situación natural y normal en toda sociedad democrática, es más, es su esencia misma. Así, una percepción de cambio político en el país no puede ni debe ser objeto de estrategias, vericuetos o artilugios, políticos o legales, para tratar de evitarlos. Todo lo contrario, la estabilidad de los países depende del respeto a las reglas del juego en los momentos de cambios o transiciones. Concretamente, si el Presidente se ausenta definitivamente que asuma el Vicepresidente, culmine el período, y el PSUV designe a su caballo para las elecciones de octubre. De hecho pareciera por sus mítines recientes, que el vicepresidente de ese partido ya está en campaña.

Pensar en generar desórdenes, violencia o en un disparate constitucional para manipular la fecha electoral, es un camino que debemos repudiar desde ahora. El país no puede tolerar semejantes actitudes y menos bajo la premisa según la cual el Presidente hace acá lo que le da la gana. Esa posición no es conveniente y menos aún razonable. Cuando ocurran situaciones como la violencia que se generó en la caminata de Cotiza o sentencias insólitas como la dictada por la Sala Constitucional en el caso de los cuadernos electorales, debemos ejercer nuestros derechos por la vía legal, lo cual incluye el derecho a la protesta. Por nuestra parte desde esta tribuna, protestamos la violencia y el disparate constitucional como mecanismos para desafiar leyes de la naturaleza y cambios políticos en democracia.

 

@ELUNIVERSAL

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top