¿Cómo quedan los partidos?

Yon Goicoechea

YON GOICOECHEA
@yongoicoechea 

 

El próximo gobierno nacional deberá negociar con una gran pluralidad de fuerzas regionales

 

No cabe duda de que las primarias del 12 de febrero modificaron el mapa partidista de la oposición. Sin embargo, los cambios producidos no se reducen al análisis fácil, según el cual se declaró la nueva hegemonía de Primero Justicia. No puede decirse que Venezuela se haya teñido de un color, por el contrario, debemos recordar que la amplia victoria de Henrique Capriles se debió tanto al apoyo de liderazgos regionales, como al de partidos nacionales. Dentro del 64% de Capriles se encuentran los votos de Henry Falcón, Andrés Velásquez, Liborio Guarulla, Henrique Salas, Ismael García, Leopoldo López y, ahora sí, Primero Justicia.

En cuanto al mapa de alcaldías y gobernaciones, las cosas también quedaron distribuidas equitativamente. Copei obtuvo 5 candidatos a gobernador y Primero Justicia logró 4. AD, UNT, el PPT y los independientes lograron 2 candidatos cada uno; mientras que Voluntad Popular, Proyecto Venezuela, Gente Emergente, Fuerza Ciudadana, la Causa R y Convergencia tendrán un solo candidato por cabeza. En cuento a las alcaldías, el gran ganador es Acción Democrática, con más de 100 candidatos (cerca de un tercio). Estos resultados indican que el próximo gobierno nacional deberá negociar con una gran pluralidad de fuerzas regionales, que combinadas con la muy heterogénea fracción parlamentaria de la MUD, obligan a Henrique a formar un gobierno amplio y de unidad. Está por verse si esta unidad será gestionada por la MUD o por una nueva instancia, pero el rol que se le ha dado a Ramón Guillermo Aveledo en el Comando Tricolor, apunta al primer escenario.

Pero, a estas alturas, debemos recordar que estamos hablando de candidatos y, para que resulten electos, deben pasar primero por la elección presidencial del 7 de octubre. Al final la unidad salió bien parada, porque las relaciones de interdependencia entre sus partes son tan estrechas, y nadie podrá pensar en ganar parcelas si no ganamos la presidencial. Por primera vez, el viento sopla a favor.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top