¿Desactivado el boicot?

María Teresa Romero

MARÍA TERESA ROMERO
matero1955@hotmail.com 

Siguen y seguirán torpedeando la Cumbre, enarbolando la bandera antiimperialista

Luego de haberse apersonado en La Habana para entrevistarse con Hugo Chávez y los Castro, poca duda cabe de la importancia que para Juan Manuel Santos tiene la VI Cumbre de las Américas, de la cual será anfitrión. Fue una visita histórica. La primera de un presidente colombiano en 12 años. Semanas antes, la canciller Holguín había viajado a Cuba para tratar el posible boicot de la ALBA al encuentro de Cartagena de Indias, anunciado por el mandatario ecuatoriano Rafael Correa. Pero la falta de resultados concretos de esta misión y la proximidad de la cita, a realizarse el 14 y 15 de abril, llevó a Santos a movilizarse en persona.

La Cumbre es una excelente oportunidad para avanzar en el reconocido objetivo de convertir a Colombia en líder o referente regional en el gran conciliador entre EEUU y los países latinoamericanos, en particular con los de la ALBA. El presidente Santos llegó a afirmar que: “A Colombia le conviene esa apertura, ese pragmatismo internacional”.

En la cita, además, se tratará uno de los asuntos más espinosos para Colombia y sus relaciones con EEUU: la mejor vía para la lucha contra el consumo y tráfico de drogas. Aunque el gobierno de Obama aceptó finalmente que el tema fuera discutido en la Cumbre, se opone a la propuesta de algunos latinoamericanos de legalizar las drogas. El gobierno colombiano está abierto a tal posibilidad, aunque aún no toma posición firme.

Ahora, ¿logró realmente Santos desactivar el boicot a la Cumbre, como él mismo dijo tras su visita? No lo creo. Puede que los albistas finalmente asistan. Les conviene estar presentes. Pero siguen y seguirán torpedeándola, enarbolando la bandera antiimperialista, y dejando en ridículo al presidente Santos, lo que le producirá mayores cuestionamientos domésticos y externos en torno a su diplomacia moderada. De hecho, aún mantienen la incertidumbre sobre su asistencia a la cita y junto a otros amigos -como el gobierno peruano- continúan protestando “la exclusión” de Cuba.

 

 

                      

 
María Teresa RomeroMaría Teresa Romero

Artículos relacionados

Top