El deporte en Guacara totalmente abandonado

Luis Hernández Estrella

‘DESDE  LAS  CANCHAS
Luis Hernández Estrella
luisherestrella@gmail.com 

 

Cualquiera diría que en Guacara el deporte recibe un tratamiento especial, dado el caso de la cantidad de vallas con el logo de la alcaldía, la foto del alcalde, y la de los atletas Jonathán del  Valle y Denisse Fuenmayor. La hija de nuestro amigo “Cacique  Loco “ no se hizo como atleta en Guacara, y Jonathán comenzó en el municipio, pero no fue bajo la gestión del burgomaestre  actual. Los mencionados atletas han recibido la  mayor cantidad de homenajes que se pudieran  haber hecho allá, sin embargo, más ha sido con el único afán de promocionarse que con el fin de exaltar las virtudes demostradas por ambas personas en el terreno deportivo. Habría que  preguntar ¿cuántas canchas se han construido durante la actual gestión? ¿  Cuál  fue la actuación del municipio durante los pasados juegos nacionales municipales ? Pero el alcalde debe responder cuántas veces ha utilizado a niños y adolescentes con franela roja para promocionar no sólo a la  alcaldía, sino al régimen, en eventos deportivos en las diferentes barriadas de la localidad. Son  incontables las veces que la plaza Bolívar ha sido el escenario para abarrotar de infantes deportivos en actos recogidos por órganos de la prensa regional.

Dónde están los programas deportivos para captar talentos, cuando se sabe que el gimnasio de “ Loma Linda “ , otrora espacio  de donde salieron muchos atletas en baloncesto y voleibol, oyen día hablar de eso es una utopía; en el mencionado gimnasio y las áreas alrededor no han recibido  ningún tipo de atención, a no ser  el cercado que construyeron como medio de protección, que  significa la diferencia entre los años de edificada y lo que existe en  la actualidad; mención aparte de que dicho coso deportivo presenta espacio para su ampliación, a objeto de que allí  funcione un  alojamiento y comedor para los pocos atletas que entrenan. Pero eso es un sueño. Lo mismo  ocurre con la llamada cancha del centro –Víctor Julio Narváez –solo el espacio para deporte pero las oficinas administrativas desaparecieron de allí, con lo cual se dejó a la deriva programas y  proyectos que bien pudieran haber cambiado la filosofía deportiva competitiva de la localidad. Ni se diga de la cancha deportiva del sector La Florida, en total abandono, al igual que como está el  campo de futbol de Ciudad Alianza en frente a la Iglesia. Guacara cedió espacio deportivo  competitivo con los municipios San Diego y Naguanagua, y ahora  tendrá que ingeniárselas para  alcanzarlos. El alcalde no recibe asesoramiento, sino que piensa en  los beneficios  políticos  que le  puede reportar la movilización de niños y niñas en eventos promocionales de candidaturas para las próximas elecciones. Ya está bueno que  los entrenadores aplaudan tal decisión.

El deporte no es con fines políticos, no es para promocionarse como alcalde; sino para que los jóvenes reciban el adiestramiento necesario que les permita soñar con alcanzar ser un profesional  en cualquier especialidad deportiva en un futuro cercano. Cuántos sueños deportivos se habrán disipado en el espacio de cada instalación ante el ocaso que presenta una gestión ineficiente que ha dejado al deporte en un plano por demás desatendido.

 

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top