La nueva mayoría

HENRIQUE SALAS RÖMER –  

Luego de analizar el resultado de las Primarias celebradas en febrero, me han asaltado dudas sobre si la figura de Hugo Chávez sigue siendo el eje del debate político nacional. Algunos indicios sugieren que no lo es. Veamos.

A las primarias se presentaron candidatos de mucha calidad. Tanto que podría alegarse que varios eran tanto o más carismáticos que el ganador. Sin embargo, si excluimos al Zulia, cuyo gobernador participaba en la contienda, más del 70% se pronunció por Capriles.

Cierto es que faltando un mes se le sumó Leopoldo López, dándole un impulso sicológico importantísimo. Cierto también que su campaña era, de lejos, la mejor organizada. Pero ¿como explicar que juntos, los tres candidatos que adoptaron una postura de confrontación (Machado, Arria y Medina), lograron menos del 5% de los votos? ¿Como explicar que el ganador, por amplísimo margen, fuera aquel que, sin ser condescendiente, por su estilo representaba la contracara del radicalismo polarizante del Presidente?

En varias ocasiones he sostenido que en las campañas presidenciales, el pueblo, trocado en pareja, se casa con aquel que emocionalmente mejor responda al estado de ánimo que prevalece. A veces se equivoca, produciéndose un pronto divorcio, en otras, el afecto es más duradero. Pero siempre, aunque excepciones las hay, los primeros meses son idílicos, tanto así, que se habla de una Luna de Miel.

Milan Kundera en una de sus extraordinarias novelas señala que el hombre no se enamora de la mujer sino de la imagen poética que de la mujer haya recogido su mente. Y que la ruptura se produce solo cuando, como al caer en el suelo un espejo, esa imagen se hace añicos. *

En el caso de Capriles, el margen con que se impuso puede obedecer a la existencia de un anhelo subyacente de tranquilidad. Si, como sospecho, es así, ese anhelo mayoritario y no la lucha en favor o en contra de Hugo Chávez, es hoy, el eje del debate político nacional y la base sobre la cual, Venezuela –hecha mujer- escogerá a su nuevo Presidente.

De lo contrario, ¿como explicar que en medio de una bonanza artificial, pero bonanza al fin, cuando el 90% de la población señala que le está yendo bien, tres millones de venezolanos, o sea casi la mitad de lo que se requiere para producir en octubre un cambio de conducción, haya concurrido a votar, escogiendo de paso al candidato que menor polémica suscitaba?

Analícelo, amigo lector. Ud. también puede ser parte de esa nueva mayoría.



* Ello ocurrió con Carlos Andrés Pérez  al descubrirse, a pocos días de su elección, que el sueño implícito que él encarnaba (el regreso de la Gran Venezuela) era incierto. También le ocurrió a Hugo Chávez cuando, luego de revalidar su mandato en el 2000, y ofrecer una Revolución Económica, la economía se le vino abajo, salvándolo la inexperiencia de quienes, sintiéndose amenazados por decretos diseñados para provocarlos, sin contar con alternativa alguna que ofrecer, salieron a la calle a enfrentar a un gobierno que estaba colapsando.

* Esta semana con sumo gusto cedemos nuestro espacio editorial a una columna de especial interés y calidad. 

 

 

Artículos relacionados

3 Comentarios

  1. Carlos Guevara Jurado said:

    De acuerdo en en análisis realizado por Henrique Salas Römer a lo que agregaría que el punto central está en lo que considero la nueva practica política, más asociada al valor del liderazgo en la unidad de los ciudadanos.

    Le queda a Capriles demostrar dos cosas muy importantes en lo inmediato; la primera que su candidatura tiene carácter de propuesta nacional con referencias definidas desde el punto de vista de temas centrales y prioridades representadas en cada ciudadano, y la segunda, que no debe perder de vista: es la creación de un concepto político moderno, propio de un país que requiere avanzar en el mundo de hoy, como base de su proyecto de desarrollo que todos esperan. Hasta ahora lo ha hecho muy bien, forjando un camino muy exitoso con un inmejorable trabajo, de eso no hay duda.

    Carlos Guevara Jurado
    Director
    Estrategia UNO

  2. Fermin Martinez said:

    Interesante su analisis, indudablemente que la aceptación de la candidatura de Capriles por parte del electorado, se debio a la campaña realizada de no confrontación. Espero mantenga esa misma estrategia en su campaña hacia la presidencia. Saludos

  3. ivan felipe lopez said:

    Aparte de ser El Candidato de la Paz, considero que hubieron otros factores importantes en su victoria, como: Juventud con positiva experiencia de gobierno, no apoyado por partidos tradicionales y su condicion de favorito, mucho antes de darse la partida. Los “duros” le sumaron muchos votos independientes.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top