El ABC de Armando Briquet – Jefe del Comando Tricolor

Chávez quiere colocarnos en un debate ideológico anticuado. La unidad va más allá de los candidatos y los partidos. El gobierno está dedicado en mantenerse en el poder y se ha olvidado de la gente, señala el jefe de la campaña del candidato de la unidad democrática.

 

Manuel Felipe Sierra

 

Ha acompañado a Henrique Capriles Radonski en sus gestiones como presidente de la Cámara de Diputados y alcalde del municipio Baruta. Es diputado al Consejo Legislativo de Miranda y ha sido factor protagónico en el diseño y la ejecución de la campaña del candidato opositor. Ahora asume la tarea, nada fácil por lo demás, de manejar la movilización del aspirante hacia las elecciones del 7 de octubre. Armando Briquet ofrece sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.

 

“Nuestra pelea no es a título personal con Chávez, nuestra pelea es con los problemas que vive el país” – Armando Briquet

– La victoria de Henrique Capriles Radonski en las primarias del 12 de febrero le ha conferido una fuerza inicial, como candidato presidencial, que pronostica un eventual triunfo en las elecciones del 7 de octubre.

– Efectivamente, lo que pasó el 12 de febrero es algo muy importante para todos los venezolanos. En primer lugar, se reivindica la ruta que venimos recorriendo los que hemos estado comprometidos con la salida electoral, con el planteamiento de que la situación del país la decidan los venezolanos a través de la elección. Luego, se reivindica y se demuestra que es totalmente posible ganar las elecciones del 7 de octubre. Mucha gente se lo preguntaba y creo que ya está muy claro que se puede ganar; la votación de esos tres millones de venezolanos que vencieron el miedo, que vencieron a un gobierno que los persigue, es sin duda un hecho muy importante. Demuestra que se rompió esa barrera de miedo y esa amenaza permanente que además conduce a la inhibición y la autocensura. Pero que tres millones de venezolanos hayan salido masivamente a la calle en las primarias, y que el 52% de la votación para la Asamblea Nacional del año 2010 haya favorecido a la opción democrática, demuestra que hay un país que se está expresando libremente y sin temor. Luego como tú dices, la inmensa votación que sacó Capriles Radonski, casi dos millones de votos a nivel propio, es una victoria electoralmente muy clara que sumado al resto de los candidatos que tenían un discurso con una tonalidad parecida, representa casi el 96% de la votación.

 

– En ello influyó, según muchos analistas, la calidad del mensaje que manejó Capriles durante la campaña.

– Claro. La gente vota por un candidato pero vota además por un mensaje muy claro, vota por un discurso, por un país que quiere construir; un país de encuentro, unido, de prosperidad. No vota por esto que tenemos actualmente que nos lleva más bien a la división, a la violencia, y hasta a la anarquía que estamos viviendo. Es curioso que el gobierno diga que no tiene nada que ver con esto. ¿Cómo no va a tener nada que ver? El gobierno es absolutamente responsable de que eso ocurra porque tiene el control completo de todas las instituciones nacionales y de los órganos jurisdiccionales. Al final, lo que ocurre es porque el gobierno permite que ocurra. En las primarias la gente demostró además que no quiere seguir viviendo en la confrontación, que quieren vivir tranquilos, y ese es otro hecho bien importante que se deriva del 12 de febrero. Ello abre paso a una gran unidad, una unidad que trasciende a los partidos políticos.

 

– El reto del candidato es precisamente ese, lograr que en torno a su mensaje cristalice una unidad amplia, una especie de acuerdo nacional.

– Sí, una unidad con la gente, no una unidad solamente de los candidatos ni los partidos, es más yo diría que una unidad del país entero que trascienda los límites de la política y logre conectarse con los ciudadanos, y que ellos logren sentirse representados por la candidatura de Capriles Radonski.

 

– También, ustedes han puesto énfasis en la gestión de Capriles como gobernador de Miranda.

– Por supuesto. Hay que recordar lo que ha logrado hacer Capriles en tres años por Miranda. Hoy no existe un servicio público en la zona que no sea mejor que el que presta el gobierno nacional. La educación, la salud, la vivienda, el transporte, todo lo que se hace en Miranda es mucho mejor que lo que hace el gobierno nacional, poniendo un énfasis además en la gente, en los más desposeídos, que han sido los verdaderos beneficiarios. En Miranda se han construido por ejemplo, un total de 42 escuelas nuevas, ello significa 150.000 pupitres nuevos y 150.000 niños que se incorporan a puestos de estudio. ¿Quién se beneficia de eso? El que menos tiene, porque el que tiene posibilidad de pagar una escuela privada la paga, pero el que no tiene es el que más necesita de una escuela pública de calidad como las que estamos construyendo.

 

2. El jefe de campaña del Comando Tricolor opina que las elecciones del 12-F demuestran que es posible ganar las elecciones del 7 de octubre.

Renovación política

 

– De allí el discurso de Capriles que pone énfasis, más que en la situación macropolítica, en el tema de los problemas.

– Claro, y se aparta del debate estéril de lo ideológico. Chávez quiere colocarnos en un debate ideológico además anticuado, en un eje horizontal entre izquierda y derecha, cuando el planteamiento está más bien en el eje vertical entre progreso y retroceso. Y en este modelo hay gobiernos de izquierda, de progreso, como es el caso del gobierno brasileño que ha permitido convertir a Brasil en una potencia mundial o el modelo de izquierda de retroceso como es el caso del modelo cubano. Entonces, no basta con la definición ideológica, el gobierno quiere meter a todo el mundo por esa vía en vez de buscarles respuestas reales a los problemas. Hemos visto también como Capriles no se doblega ante las adversidades y eso es lo que necesita el país, un líder fuerte, dinámico, con capacidad de darle respuestas a los problemas de los venezolanos.

 

– También está el tema de la renovación política. Capriles representa una remodelación del cuadro político, sin que se trate de establecer un tema de edad porque la renovación política va más allá de la edad, es un asunto de mensaje fresco, nuevo, esperanzador.

– Es una nueva forma de hacer las cosas y es un compromiso renovado con la gente y con buscarle solución a sus problemas reales, con mucha honestidad en la administración, con mucha transparencia, con mucha rendición de cuentas, pero sobretodo poniendo énfasis en que las cosas se puedan resolver. Actualmente estamos viviendo lo que pudiéramos llamar lo peor del pasado venezolano, este es un gobierno que no le ha dado solución a los problemas estructurales de Venezuela ni se los puede dar, no está en capacidad de hacerlo. Ha puesto énfasis en lo social, en la gente, y eso hay que reconocerlo pero no tiene capacidad, no tiene equipo, no tiene visión para cumplir esas metas.

 

– Y el gasto público, como lo concibe el régimen, no genera empleos ni riquezas.

– Más bien lo que genera es inflación porque lo que está generando es que cada vez las cosas cuestan más, que se consigan menos cosas. La escasez es el producto de lo que estamos viviendo. ¿Quién no quiere precios justos? Todos queremos precios justos pero hay dos formas de lograrlo: Uno, esta ley que aplicó el gobierno lo que busca es restringir, perseguir y está produciendo mayor escasez o mediante un mecanismo en el cual se acuerde, se promueva y haya mayor producción y eso obligue más bien a que los precios sean cada vez menores porque hay un ambiente mucho más competitivo. Al final, son dos modelos completamente distintos. El gobierno está dedicado fundamentalmente a mantenerse en el poder y se ha olvidado de la gente y de buscarle solución a sus problemas.

 

– O los problemas los ha enfrentado de manera inadecuada…

– Que no conduce a ninguna solución sino que termina agravándolos, produciendo mayor escasez, mayor inflación, mayor costo de la vida, mayor deterioro de la calidad de vida, y es contra todo eso justamente contra lo que estamos luchando.

 

– La experiencia de la MUD resultó muy positiva si se considera que estos procesos son generalmente complicados. ¿Cómo marcha la integración de otros candidatos a la campaña y qué criterios aplican ustedes para su incorporación?

– Yo creo que la candidatura de Capriles fue la que logró sumar distintas historias de vida, logramos sumar ideológicamente gente de distintas tendencias, logramos sumar tres gobernadores de orígenes totalmente distintos, logramos reunificar partidos que se habían desunido como el caso del PPT, Causa R, MAS y Podemos. El próximo Presidente de la República tiene que respetar las diferencias que tenemos, porque uno de los inconvenientes de hoy en día es que tenemos a un Presidente que pretende que todos seamos iguales y es que justamente todos somos distintos y por eso nace la confianza, del otro por encima de cualquier otra circunstancia.

 

– Te hacía la observación porque se ha dicho que no se ha logrado la incorporación plena de otros candidatos a la campaña.

– Había gente que tenía miedo de que nuestra candidatura no iba a respetar la unidad, incluso que no iba a respetar a la MUD y ha sido todo lo contrario. Hemos asumido una instancia político-estratégica que lideriza los distintos factores de la MUD, que es la máxima instancia de la campaña, es la que nos da esas directrices y desde allí vamos trabajando. Hemos asumido todo el trabajo del programa de gobierno y todos sus elementos y desde allí, estamos trabajando para la visión de país que vamos a presentarle en un corto plazo a Venezuela. En el caso de los candidatos se han estado integrando voluntariamente.

María Corina Machado coordina los movimientos sectoriales en toda la campaña a nivel nacional; Pablo Pérez está coordinando el tema del Zulia, que es uno de los estados más importantes del país, y también en otros estados a donde ha estado viajando porque Pablo también sembró un liderazgo que estamos sumando y que necesitamos sumar completo a esta causa; Pablo Medina trabaja en el tema social; y Diego Arria con el tema de los votos de los venezolanos en el extranjeros. Esta campaña trasciende y va más allá de la política.

 

Armando Briquet

Armando Briquet

La transición

 

– Para muchos, el discurso de Capriles de no confrontación tuvo éxito porque en las primarias no había un contendor que enfrentar, mientras que en la elección presidencial tendrá a un contendor como Chávez, que basa su estrategia en la confrontación.

– Frente a eso hay una postura muy clara, hay una postura además de convencimiento. Nosotros confrontamos todo el día contra la política del gobierno, contra sus modelos, y esa es nuestra pelea, nuestra pelea está en cómo vencer cada una de las dificultades que tienen los venezolanos día a día. Nuestra pelea no es personal y ese es el terreno en el cual el Presidente se equivoca, y eso que muchos llaman una persona muy combativa lo que termina siendo hoy en día es un Presidente que lo que está haciendo es insultando, descalificando, poniendo todo en el terreno personal. No vamos a dar pelea en ese terreno, nuestra pelea no es a título personal con Chávez, nuestra pelea es con los problemas que vive el país.

 

– El tema de la política internacional tiene que ocupar un espacio muy importante en la gestión de un nuevo gobierno, porque Chávez ha comprometido al país en una estrategia de expansión ideológica en el exterior. En este sentido, se habla que Capriles Radonski iniciará una gira por varios países.

– Sí, lo primero es entender que la propuesta de política internacional nuestra es dejar de ser una política que dependa de la voluntad personal del Presidente. Hoy en día lo que tenemos unas relaciones personales del Presidente que determinan las políticas internacionales del país. Como a Chávez le cae bien el Presidente de eso que llaman “los países forajidos”, él regala nuestro dinero libremente y hace unos convenios que poco le convienen o interesan al desarrollo de nuestro país y se pelea con otras naciones que se interesan más por nuestro desarrollo económico. Entonces lo que hay es que reacomodar eso, en términos muy claros tener unas relaciones institucionales, de Estado a Estado, de pueblo a pueblo. Con respecto a la agenda, están pautadas dos o tres salidas de Capriles al exterior, estamos afinando detalles en esta materia. 

 

Artículos relacionados

Top