Liderazgo emocional

Ruth Capriles


RUTH CAPRILES
ruthcapriles@yahoo.com 

 

Lo que el nuevo líder necesita es expresar con emoción los valores que lo guían

 

Una crítica que suelen hacer al liderazgo de Capriles Radonski es la ausencia de expresión emocional. Si por emoción se entiende el verbo explosivo, el grito salvacionista a seguidores desventurados y el mensaje de revancha y odio contra algunos señalados como culpables, entonces el liderazgo de CR, sin duda, no es emocional. ¡Gracias a Dios! Es muy fácil engañar a seguidores incautos explotando emociones tan fuertes como el odio, la envidia y la revancha. Al reflejar esas emociones el líder tóxico invierte los valores morales haciendo pasar la venganza por justicia y la envidia por igualdad. La oferta de revancha fácilmente pasa por solidaridad y compasión humana.

Lo difícil es vender una oferta política racional, un programa bien pensado y factible; un gobierno basado en el esfuerzo individual, el trabajo y la honestidad. Estos son valores y no emociones.

Algunos piensan que CR debería tomarse una cervecita, decir groserías, hablar alto e insolente y levantar el dedo acusador de vez en cuando; es decir, imitar el estilo del liderazgo vengador para poder competir. Eso tiene sentido pero sólo dentro de un sistema de liderazgo transaccional en el cual los líderes tienden a volverse indistinguibles al ajustar sus ofertas a los estudios de mercadeo político. En realidad es una falacia publicitaria. La verdadera democracia consiste en la diversidad y pluralidad de la oferta política. No es ofreciendo más de lo mismo como el nuevo líder puede convocar a una sociedad harta de odio, corrupción, crimen y muerte. El nuevo líder necesita reinvertir el torcido mensaje oficial para poner los valores al derecho, apelando a las emociones positivas que pueden competir con las negativas. También la vida, la paz, la belleza, la honestidad, el trabajo, generan emociones: el placer, el orgullo por el trabajo digno y honesto, la admiración, el amor. Lo que el nuevo líder necesita es expresar con emoción los valores que lo guían; cantar y reír; gritar sólo para convocar la esperanza en el nuevo camino de salvación nacional.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top