¡Pa’trás Comandante!


FÉLIX R. CHACÓN
frcint@yahoo.com 

 

¿Qué tienen en común México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, República Dominicana, Puerto Rico, y hasta Jamaica?

Respuesta: Que todos están situados en el continente americano y el Caribe. Todos cultivan café y éste es un importante factor en sus economías. Que decenas de miles de familias viven del café. Que todos estuvieron presentes en la feria de la SCAA en Portland-Oregon.

The Specialty Coffee Association of America (SCAA) es un organismo creado en 1982 para la promoción del negocio del café y de los cafés especiales principalmente. La SCAA a pesar de ser de Estados Unidos, ayuda a promocionar el café de los países Latinoamericanos.

Los países latinoamericanos, que todos cultivan cafés Arábicas Suaves, han encontrado en ese foro el espacio ideal para promocionar su caficultura, gente y su país todo. Tanto, que la feria pareciera ser más bien latina hoy día.

Al evento asiste la más variada representación de cooperativas, asociaciones de productores, pequeñas, medianas, y grandes compañías productoras, exportadoras y comercializadoras del excelso grano, las cuales a través de su actividad ejercida en plena libertad, generan condiciones para mejorar e incrementar la producción, incentivar el empleo, generar divisas, introducir nuevas tecnologías, promocionar las relaciones internacionales, crear conciencia ambientalista, y enorgullecerse de sus países.

Da gusto ver hoy día a campesinos participar en la SCAA, haciendo uso de las nuevas posibilidades creadas por una variada representación de organizaciones que desde muchos países (en su mayoría industrializados), los han ayudado a hacer que su actividad sea sustentable en el tiempo mediante la preparación personal y en negocios, para que tengan mayor control de ella y puedan comercializar su café verde no como un producto genérico sino con características que lo hacen especial, mejor valorado y pagado.

El resultado conjunto ha fortalecido la actividad cafetalera en toda la cadena, generando bienestar desde el grano a la taza, favoreciendo al mismo consumidor final en los países productores que ahora goza de superiores prerrogativas de consumo ya que en la mayoría de los países se adelantan planes de mejora de la calidad y en consecuencia de aumento del consumo de café.

Los países presentaron con orgullo su caficultura desde elaborados “stands” donde se agrupaban como uno, caficultores, exportadores, agencias gubernamentales, y además donde preparaban café para degustar, repartían muestras, bellos catálogos promocionales, sombreros, alegóricas bolsas, y otros materiales promocionales.

Lastimosamente, Venezuela a pesar de estar situado en el mismo continente, de haber sido el principal país exportador de café, aun siendo un país productor con decenas de miles de familias tratando de vivir de la actividad caficultora, no estuvo presente en la SCAA. Nunca está.

Después de 13 años de planes cafetaleros endógenos y desperdicio de ingentes recursos que nos han dejado importando el grano, la caficultura venezolana sólo puede gritar…

¡Pa’trás comandante!

 

 

@ELUNIVERSAL

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top