VENEZUELA: ESCENARIOS SURGIDOS DE LA ENFERMEDAD DE CHAVEZ

STRATFOR

SUMARIO: A pesar de su enfermedad, el presidente venezolano Hugo Chávez se ha comprometido a ser candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Sin embargo, en medio de rumores sobre la creciente gravedad de su condición, han surgido serias dudas de que pueda en verdad pueda serlo y mucho mas sobre las posibilidades de que pueda sobrevivir un Nuevo periodo de seis  años

Stratfor está convencido de que los dos escenarios mas probable son los siguientes: Que Chávez se retire antes de las elecciones o que, en su defecto, muera poco después de la elección, independientemente de si gana o no. 

Quien quiera que gane las elecciones, tendrá que enfrentar enormes retos tanto en lo económico como en materia de seguridad. El nuevo Presidente tendrá que manejarse con fuerzas de seguridad enfrentadas entre si, y a conciencia de que cualquiera de estos grupos pudiera promover una intentona si se provoca un vacío de poder.  Las FAN están divididas y débiles, y es poco probable que intenten algún tipo de Coup mientras exista un Presidente legítimamente electo.

 

Si Chávez no declina

Si Chávez muere o queda incapacitado para competir,  el vicepresidente, actualmente Elías Jaua, asumiría la presidencia de conformidad con la Constitución Nacional. Jaua es un hombre de poco carisma y popularidad, cuyos méritos fundamentales radican en una lealtad absoluta Chávez. Es de subrayar el hecho de que Jaua también preside el Consejo de Estado recientemente nombrado, que incluye a representantes de las AN y el Tribunal Supremo de Justicia e incluye a José Vicente Rangel, quien también ocupó la vice presidencia y es considerado un chavista nacionalista y moderado. La razón de ser del Consejo que se ha es hacer recomendaciones al presidente, pero su creación misma sugiere un intento por establecer las bases para una transición o al menos para transmitir la sensación de que la transición es algo que está siendo considerado.

No está muy claro quien seria el candidato del PSUV en el escenario de una salida de Chávez.  De todas las opciones, el Canciller Nicolás Maduro luce como el más probable. Maduro ha ocupado múltiples funciones oficiales, ha demostrado su lealtad a Chávez, y tiene muy buenas relaciones con el gobierno de Cuba. Es también aquel de los miembros del círculo más cercano a Chávez que pudiera lograr mayor apoyo popular. Sin embargo, otras facciones internas, que incluyen al Ministro de la Defensa, Henry Rangel Silva y al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, no parecen apoyar suficientemente la opción Maduro. Es preciso subrayar, que estas facciones están mucho mas vinculadas a las FAN que Nicolás Maduro.

Pero ni Rangel Silva, quien ha sido señalado como kingpin de la droga por los Estados Unidos, ni tampoco Cabello  parecen tener el tipo de apoyo popular que el país demanda. Es mas probable que ellos se inclinarían – o intentarían ejercer influencia- sobre aquel que Chávez escoja o sobre quien termine sustituyendo a Chávez en las elecciones de octubre. Sin embargo, si Chávez sale totalmente del juego, no se vislumbra posibilidad alguna de que pueda surgir mas que una tenue alianza entre el sucesor y el remanente del círculo mas intimo del presidente. Sin un líder fuerte capaz de unir al chavismo, rápidamente surgirían grupos que presionarían al gobierno entrante.

 

¿Habrá elecciones?

La decisión mas importante que estos grupos tendrían que tomar sería sobre si celebrar o no las elecciones de octubre.  Y si deciden celebrar elecciones, tendrían que comenzar a ponerse de acuerdo sobre quien tiene mayores posibilidades de derrotar al gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, un candidato popular de la centro izquierda.

Si por el contrario, deciden cancelar las elecciones, la reacción internacional sería muy grande, hecho que dada la enorme dependencia de la economía venezolana de la economía norteamericana, podría desencadenar sanciones devastadoras sobre el régimen interino que se establezca. Pero  Venezuela  no es un país que le preocupa mucho a EE.UU, y existiendo una elevada dependencia petrolera de Venezuela, pudiera abstenerse de imponer sanciones.

Sin embargo, países democráticos de Latino América, en especial Brasil,  aun conservan malos recuerdos de sus dictaduras y han reiterado una y otra vez su disposición a tomar medidas retaliatorias contra gobiernos que pudieran abandonar los principios democráticos. Ello seria un grave riesgo, si sumamos una posible reacción hostil de los gobiernos democráticos Latinoamericanos y de Europa, países  que en conjunto representan cerca del 50% de las importaciones de las que Venezuela se ha hecho mas y más dependiente en la medida en que su producción ha declinado. 

Si las elecciones se realizan tal como han sido programadas, Capriles tendrá una posibilidad cierta de derrotar al candidato de un partido fraccionado y dividido como el PSUV.

La forma y manera como se produzca la salida de Chávez, afectará empero el resultado. Si asumimos que gana el candidato del PSUV, y Chávez aun está allí, su respaldo al sucesor se podría traducir en apoyo popular, independientemente de la debilidad del nuevo Presidente. Pero sea quien sea quien gane las elecciones, tendrá que sortear demandas concurrentes de orden económico, político y de seguridad, bajo amenaza siempre de las facciones de seguridad, provocaciones de toda índole, y un incremento tanto de acciones militantes como delictivas.

 

Si Chávez se lanza

Si Chávez sobrevive lo suficiente para ser el candidato del PSUV, su popularidad puede traerle la victoria. Sin embargo, asumiendo que la gravedad de su enfermedad subsiste,  podría morir muy pronto después de las elecciones.  De acuerdo al Articulo 233 de la revisión de la Constitución de 2009 Chávez, sin un Presidente fallece antes de tomar posesión o durante los primeros cuarto año de su gestión, el Presidente de la Asamblea Nacional – Cabello en la actualidad- se convertiría en Presidente con la obligación de convocar a la elección de un nuevo mandatario en 30 días. 

Este escenario supone que Capriles habría perdido contra Chávez y que seria una coalición de oposición debilitada la que presentaría su opción ante un candidato potencialmente impopular del PSUV. El resultado de tal elección dependería de varios factores, tales como la calidad de quien Chávez postule, y la dimensión de los retos económicos (tales como inflación, escasez, fallas de servicios públicos) que deba enfrentar. El resultado final en este ultimo escenario seria el de un gobierno aun más débil  que, sin embargo, tendría que enfrentar los mismos retos del primer escenario descrito.

 

 

Artículos relacionados

Top