La maldición de RCTV

Roberto Giusti

Roberto Guisti


ROBERTO GIUSTI
rgiusti@eluniversal.com 

 

Luego del cierre nada fue igual y comenzó la caída de Chávez o de quien haga sus veces

 

El impacto del cierre de Radio Caracas Televisión (27 de mayo del 2007), decisión que se suponía, sería amortiguado por el amplio colchón de votos logrados en las elecciones presidenciales del año anterior, se convirtió en la causa directa y explícita de la primera derrota electoral reconocida por Hugo Chávez.

Inflado por la soberbia del triunfo, se sintió dueño y señor de todo el rebaño nacional y creyó que los fieles corderitos, que se vistieron de rojo en diciembre del 2006, aprobarían con los ojos cerrados el desatino de bajarle la santamaría al medio audiovisual de mayor cobertura en el país simplemente porque no se arrodillaba ante sus designios y sí, porque me da la gana y quiero satisfacer un capricho personal para cobrar viejas cuentas.

No se trataba, entonces, solo de una revancha impulsada por el odio, de satisfacer un capricho o de llegar al clímax del gozo provocado por experimentar cómo, con sólo expresar un deseo, éste se hace realidad y, encima, te aplauden la travesura. Había mucho de eso, pero, sobre todo, se trataba de un paso fundamental en el proceso de acallar un poderoso factor de opinión pública que llegaba duro, claro y fuerte, con su mensaje crítico, a las grandes mayorías. Era, entonces, la prueba decisiva dirigida a la consolidación de “la hegemonía comunicacional” anunciada por Andrés Izarra, después de la cual se desencadenaría una ola irresistible de latrocinios similares. La primera consecuencia electoral, sería, obviamente, el arrase total y definitivo de la oposición con la aprobación sumisa del proyecto de reforma constitucional convocada para diciembre del 2007.

Chávez impuso su voluntad, pero no habían pasado unas pocas horas de la consumación del cierre cuando estalló la protesta de un actor olvidado que vino a agregarle un inesperado capítulo al drama que el chavismo estimaba ya concluido. El movimiento estudiantil sacó la cara por la defensa de la libertad de expresión y galvanizó como nunca antes a un país que se sacudió la resignación y la conformidad para advertirle a Chávez que los corderitos de su rebaño no son tan pendejos como él lo suponía.

La movilización espontánea de un movimiento estudiantil que vino a recobrar el puesto que le correspondía paralizó la estrategia oficial de acabar con la libertad de expresión y postergó las pretensiones totalitarias. El 2 de diciembre del 2007 el chavismo sufrió la primera de una serie de derrotas electorales y después de esa fecha ya nada fue igual. Por eso el cierre de RCTV luce como el hito que marca el inicio de la caída y derrota de Hugo Chávez, o de quien haga sus veces, por la vía democrática y electoral.

 

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top