SILENCIO Y PALABRA

Mons. Baltazar Porras


MONS. BALTAZAR PORRAS
faustih@hotmail.com 

 

Respeto y aceptación del otro, son tareas para la paz y la armonía

 

El mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales lleva el título de esta crónica. Desde la realidad venezolana sirve de marco para preguntarnos por el sentido de la comunicación interpersonal y comunitaria. Vivimos en la incertidumbre y la incredulidad, en la sospecha de las informaciones sesgadas y en el atropello permanente de una publicidad que vende un país paradisíaco que contrasta con la vida cotidiana. Hay poco espacio para dialogar, compartir, y mucho miedo de disentir.

 

“Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar; silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo”, dice el mensaje.

 

Es necesidad imperiosa abrir espacios para el diálogo. Necesitamos entendernos, compartir, respetar y caminar juntos. Silencio y palabra son “dos momentos de la comunicación que deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas. Cuando palabra y silencio se excluyen mutuamente, la comunicación se deteriora, … sin embargo, cuando se integran recíprocamente, la comunicación adquiere valor y significado”.

 

No hay nada más humano y cordial que la comunicación franca y sincera: “en el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos… Callando se permite hablar a la persona que tenemos delante, expresarse a sí misma; y a nosotros no permanecer aferrados solo a nuestras palabras o ideas, sin una oportuna ponderación. Se abre así un espacio de escucha recíproca y se hace posible una relación humana más plena”. Silencio y palabra, comunicación y diálogo, respeto y aceptación del otro, son tareas para la paz y la armonía.

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top