Socialismo y capitalismo en el deporte mundial

Luis Hernández Estrella

DESDE LAS CANCHAS
Luis Hernández Estrella
luisherestrella@gmail.com

 

Muchos países en Europa pasan por las múltiples calamidades por las que se atraviesa en Latinoamérica y de modo particular, en nuestro país, Pero –ellos- no desmayan en ofrecer una educación deportiva de calidad basada en atacar las mejores perspectivas de hacer crecer el deporte de alto rendimiento. Que Venezuela figure en el puesto ciento y tanto nos da una clara demostración de que estamos separados por una buena distancia en alcanzar la cima que han logrado países con igual cantidad de habitantes y con menos presupuesto otorgado al deporte.

Por ello nos alegra y sirve de aliento cuando se figura en el ranking de cualquier deporte en un puesto cercano. Es el mismo aliciente que dan las federaciones internacionales cuando consideran estimular a aquellos atletas que están próximo a cumplir con las marcas registrada de “ clasificación A “ e invitan a los atletas por el esfuerzo realizado y crean la “ clasificación B “ con el incentivo de propiciar más y mejores atletas de alto desempeño. Todo esto forma parte del enriquecimiento que propicia el deporte mundial, asimismo como lo hace el Comité Olímpico Internacional, en el propósito de enrumbar por buen camino el llamado de solidaridad y entendimiento por crear una plataforma sólida de que el deporte crece en la medida que se favorezcan las alternativas de admisión olímpica. Los llamados “ invitados “ de igual manera forman esa élite de clasificación propuesta por cada federación, lo cual anima y crea esperanzas para aquellos que se inician o están fuera de tiempo en la periodización del entrenamiento.

El deporte básico ha avanzado en Brasil y Argentina -escenarios primarios- en un 15 por ciento en los últimos 10 años, mientras que en el país, ha habido un retroceso en el deporte menor, con excepciones de 3 deportes de acuerdo a las clasificaciones que han hecho las distintas federaciones internacionales en desafíos señalados por expertos en la materia y por señales generadas por los órganos de prensa internacional en demandas de más y de mejores campos que aporten un nuevo aliento a la atención de los jóvenes.

El  modelo deportivo  socialista  cubano  va  en  franca decadencia, y  solo se respiran  aires  de  triunfos en  pocas disciplinas  que se mantienen  con el  grueso mandato de la obligatoriedad por delante de todo e inclusive  de  los  estudios, que  pasan a segundo, plano en orden de  importancia para  el atleta. Claro está… con  las  canchas  deterioradas,  la  falta  de  alimentos, por la  falta de  material deportivo de calidad, por la ausencia dirigencial que no ha podido renovarse en el tiempo, y por último que ya no  cuentan con los  amigos ( países )que les mantenían a los atletas durante  cierto  tiempo  entrenando. De lo que sí estamos seguros es que alcanzaremos a Cuba  en cualquier momento, no solo porque  se haya mejorado mucho, sino porque en la isla del encanto se están dando pasos que difieren ya de la obligación de hacer deporte para poder justificar el camino político  escogido.

 

 

 

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top