EL CAMBIO ES LA DIFERENCIA

Carlos Ochoa

MERCURIALES     
Carlos Ochoa
ochocarlos@gmail.com    

Nadie duda que la concentración en Caracas para la inscripción de la candidatura de Henrique Capriles fue  todo un éxito político, se movilizó desde diferentes puntos de la ciudad una multitud de personas de todos los sectores sociales, en su mayoría por voluntad propia. El chavismo por su lado reunió en la caravana de Miraflores al CNE a muchos simpatizantes, y por supuesto a los movilizados de todas las regiones con recursos del estado.

Desde hace mucho la oposición no mostraba músculo, y no se trata de si Capriles caminó o trotó diez kilómetros y Chávez no. Es obvio que Capriles está joven y goza de buena salud, y el Presidente es un hombre maduro que está convaleciente de un cáncer que lo limita físicamente. El tema importante que hay que analizar,  es el de las diferencias de propuestas y de estilos que representan los dos candidatos.

Lo primero que hay que darse cuenta para entender que está pasando, es que algo cambió en el paisaje político venezolano, Chávez enfrenta a una oposición unida con un candidato que encarna el cambio y el progreso,  y que tiene  a pesar de lo que digan algunas encuestadoras, altas probabilidades de ganarle las elecciones. Una muestra de ello es la respuesta inmediata de Chávez al acto de Capriles, apareciendo en el teatro de la Academia, rodeado del alto mando militar, presentando a distancia armamento ensamblado en CAVIM, y recordando, más bien repitiendo para intimidar al adversario, que la milicia bolivariana y el ejército de la república son chavistas.

A la pregunta ¿qué diferencia encuentra entre el Chávez de antes y el Chávez de ahora? La respuesta es ninguna, Chávez reapareció como Chávez, su mayor esfuerzo en el acto de inscripción de su candidatura, se centró en tratar de convencer más a los que lo vieron por televisión que a los que lo acompañaban, que la enfermedad que lo aqueja no lo ha debilitado, que sigue siendo el mismo Chávez de los discursos interminables, con los mismos  cuentos repetidos y gastados de tanto uso.

 Pero entonces, si Chávez es el mismo, ¿qué ha cambiado para que la candidatura de Capriles haya crecido de tal manera? Lo que ha cambiado  es la forma como el país está percibiendo a Chávez. Incluso el chavismo ha cambiado la percepción que tenìa de su líder. Esto se explica entre otras, por la ausencia obligada  de los medios, hecho que generó una fisura en su plan de hegemonía comunicacional, rompiendo la cadena abusiva del discurso único. Dicho en pocas palabras, le dio tiempo al país para  un pudiera comparar y entrara en el mundo de las diferencias.

Capriles, a su vez, ha insistido en manejar su propuesta política desde la perspectiva de la diversidad y el cambio, habla corto, no promete salvar al mundo, ofrece recuperar a Venezuela con el esfuerzo de todos. Con estos ingredientes está desarrollando una estrategia de diferenciación que está demoliendo el viejo estilo de hacer política. Capriles se dirigió a la gente que lo acompañó al CNE unos minutos, fue breve y agradecido, Hugo Chávez habló por horas, repitiendo el mismo discurso de más de una década.

El acto del domingo 10 y los otros que  ha venido realizando el candidato Capriles en el resto del país, nos indica que los tiempos que se avecinan serán diferentes… huelen   a cambio.

 

 

 

Artículos relacionados

Top