El voto que cambió la historia

FRANCISCO RIVERO VALERA
riverovfrancisco@hotmail.com
@friverovalera

 

Hablemos del voto.

Comencemos con Su excelencia, película mexicana de 1967.

Su actor principal es Mario Moreno “Cantinflas” en el papel de embajador de un pequeño país en la ONU, con una gran responsabilidad: decidir con su voto entre 2 proyectos políticos de 2 potencias extranjeras.

El final de la película es dramático: un discurso histórico, humanista, filosófico y pacifista, con la visión real del poder que tiene 1 voto.

Y esa historia se repite.

Recordemos:

-Por 1 voto de diferencia, el rey Luis XVI fue sentenciado por la Convención Francesa, a la pena de muerte en la guillotina.17 de Enero de 1793.

-Por  1 voto de diferencia, el presidente José Luis Zapatero logró imponer el plan de ajustes en el parlamento español. 27-5-2011.

-Por 1 voto de diferencia, la Unión Cívica Radical o UCR de Argentina logró la mayoría de diputados en las elecciones del Concejo Deliberante de Mendoza. 01-09-2011.

-Por 1 voto de diferencia, el Consejo de Seguridad no aprobó la creación del Estado Palestino. Según su embajador Riyad-al-Maki, 8 de los 9 países miembros apoyaban la propuesta. O sea, 1 voto decidió la vida y futuro de una nación de millones de personas. 29-09-2011.

-Y, en Venezuela: por 1 voto salió absuelto de ser condenado políticamente el presidente Carlos Andrés Pérez en su primer mandato, al ser acusado en el Congreso Nacional por corrupción en el caso Sierra Nevada. El voto salvador fue emitido por José Vicente Rangel.

Después, Pérez continuó su carrera política, logró un segundo periodo presidencial en 1989, la debacle del sistema democrático, el Caracazo y los golpes de Estado que ocasionaron la muerte de muchos venezolanos. Y, al final, la instalación de este patético gobierno chavista que lleva 14 años.

José Vicente, mientras tanto, ha continuado como que si nada hubiese pasado: como ministro de Relaciones Exteriores, ministro de la Defensa, vicepresidente de Chávez y, ahora, en el Concejo Federal. Y dando consejos por televisión. Aunque usted no lo crea.

Y así, sucesivamente.

Esto quiere decir que un voto tiene poder.  El voto es capaz de cambiar la historia de una persona, de una institución o de un país. Define el destino de una nación en base a la elección de gobernantes capaces de aplicar proyectos que beneficien al individuo y al colectivo en salud, educación, economía, justicia, derechos humanos y valores morales. Y permite expresar la opinión personal sobre la aceptación o el rechazo a la gestión de los gobernantes.

Sin embargo, existen personas que ignoran el poder real del voto en el futuro individual y colectivo, permitiendo que otras personas decidan su destino al no acudir a votar en las elecciones.

Por ejemplo, en Venezuela el 50% de los ciudadanos inscritos no acuden a votar. Por 3 razones:

-No creen en el CNE: 79,2%,

-Piensa que todo  va a seguir igual: 11.9%,

-No responde: 8.9%. Encuesta CECA.

O sea, en Venezuela, la mitad de electores votantes decide la vida del colectivo.

Ahora las cosas son diferentes. Para las elecciones del 7 de octubre el país necesita del poder del voto de todos los venezolanos para decidir su futuro entre 2 opciones: libertad y democracia o profundización del comunismo.

Por eso, piénselo bien: que el poder de su voto sea para cambiar esa historia y lograr el rescate de la Venezuela libre y democrática que todos deseamos. Y con una diferencia, no de uno sino de millones de votos.

Que así sea.

 

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top