El ABC de Delsa Solórzano / Abogada y diputada al Parlamento Latinoamericano

“A diferencia de la A.N., los diputados oficialistas han hecho un gran esfuerzo y estamos trabajando conjuntamente en el Parlatino”.

En la mayoría de los países de América Latina se modernizan las cárceles. La situación con Guyana es muy grave. Venezuela no se integra, se está aislando del ámbito internacional, señala la dirigente política.

 

Manuel Felipe Sierra

Ha cumplido una intensa actividad en los últimos años. Desde los días de la Coordinadora Democrática en vísperas del revocatorio presidencial de 2004. Militante de Un Nuevo Tiempo, obtuvo una curul en el Parlamento Latinoamericano, desde allí trabaja en la modernización del sistema penitenciario del continente y ha impulsado la ley marco contra la discriminación y el respeto a los derechos humanos. En paralelo pertenece al Comando Venezuela, que dirige la campaña de Henrique Capriles Radonski. Estas son sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.

 

– ¿Cuál es en verdad el papel del Parlatino, su alcance y hasta ahora cuál ha sido tu experiencia en estos dos años en este organismo?

– Hemos tenido una experiencia muy interesante allí y yo lamento mucho que Venezuela no esté recibiendo los beneficios del Parlatino que reciben el resto de los países de América.

 

– ¿Por qué no los recibe?

– Porque no les interesa. Por ejemplo, nosotros estamos transformando el sistema penitenciario de América Latina a través del Parlamento Latinoamericano. Lo primero fue la transformación completa del sistema dominicano. Ellos tenían un sistema exactamente igual al que nosotros tenemos hoy en día, es decir, deficiente, con hacinamientos, con una población que no lograba la reinserción social y que tenía casi 80% de reincidencia. Es decir, tenían básicamente los mismos problemas que tenemos nosotros. Por supuesto sin el tema del armamento que es otra cosa, que sólo se ve en Venezuela.

 

– ¿Y tenían sus pranes?

– Sí, tenían sus pranes pero los llamaban de otra manera. Tenían los mismos problemas que tenemos nosotros y República Dominicana logró a través de un convenio con la Organización de Naciones Unidas y el Banco Interamericano de Desarrollo, transformar completamente su sistema penitenciario y hoy tienen uno de los mejores del mundo. Nosotros lo visitamos, lo vivimos, no me lo han contado, lo he vivido. Y a través de esta primera experiencia de República Dominicana que fue expuesta en el seno del Parlatino, estamos transformando los sistemas penitenciarios de los otros países. Se hizo un convenio con Panamá y de hecho, ya se está logrando la transformación de su sistema carcelario. En unos días iremos a Curazao y firmamos el convenio con Chile, que ya también inició la reforma y progresivamente lo vamos a estar haciendo en todo el continente.

 

– ¿Por qué no se hace en Venezuela?

– Esto es realmente lamentable. Nosotros hemos sido redactores de las principales leyes que se han aprobado en el Parlatino, aprobamos por ejemplo una ley marco contra todo tipo de discriminación. Esta es una ley estupenda que le da relevancia y vigencia al tema de los derechos humanos y que además, lo regula de manera tal que les da seguridad jurídica a los países. Ya está ley está vigente en México, en Argentina, en Chile, en Uruguay pero te repito, lamentablemente acá no.

 

– ¿Pero cuál es la explicación?

– Simplemente porque aquí no existe voluntad política, esa es la realidad. En segundo lugar, los diputados oficialistas de la AN están dedicados solamente a hacer proselitismo y se niegan a discutir temas como el de la inseguridad, por ejemplo.

 

La dirigente considera que hemos venido avanzando en los procesos electorales

– ¿Y cuál ha sido el comportamiento de los diputados oficialistas en el Parlatino?

– Yo tengo que decir que ellos en el Parlatino han hecho un gran esfuerzo, no reconocerlo de mi parte sería mezquino. De hecho en la ley marco contra la discriminación trabajé con el diputado del oficialismo Roy Daza. Por ello, tengo que reconocer que los diputados oficialistas, por lo menos en el ámbito regional, han hecho un gran esfuerzo para que nosotros podamos trabajar conjuntamente y se aprueben las leyes. Obviamente tenemos diferencias políticas importantes, diferencias en la visión de país, pero se ha hecho un esfuerzo de parte y parte para que la polarización política no afecte nuestro trabajo. Porque además no dependemos de una instancia nacional, dependemos de una instancia internacional donde la votación es distinta, donde somos casi 300 parlamentarios de todo el continente y ahí la dinámica es completamente diferente. Ojalá aquí hubiera la voluntad política de implementar los enormes beneficios que ha traído el parlamento para toda América Latina y el Caribe.

 

– Pero estas gestiones para reformar el sistema penitenciario se le han planteado formalmente al régimen de Chávez?

– Sí. Trajimos hace 15 días al diputado Teodoro Ursino Reyes de República Dominicana, pero no vino por la Asamblea, sino invitado por otra institución. Por fortuna contamos con la colaboración de la Universidad Monteávila que invitó a Reyes a un foro, en el cual estuvo presente el diputado Richard Blanco de Alianza Bravo Pueblo, quien ya está gestionando que la Comisión de Políticas Carcelarias de la AN pueda ir a conocer el sistema penitenciario dominicano. Es una gestión que estamos haciendo y ojalá se cristalice.

 

“Zona en reclamación”

 

– ¿Qué otros temas importantes se han ventilado en el Parlatino que atañan a Venezuela?

– Diversos temas. En este momento, con el diputado Timoteo Zambrano, realizamos un estudio y un análisis del tema de Guyana, que para nosotros es fundamental y donde hemos constatado una desidia absoluta por parte del régimen, que no ha hecho las reclamaciones oportunamente y eso tiene consecuencias legales importantes. No hacer las reclamaciones cuando se debe implica necesariamente que se está renunciado a los derechos, que no se está demostrando interés y que Guyana puede quedarse con parte importante del territorio venezolano, como lo es la histórica desembocadura del Delta del Orinoco.

 

– ¿Cuál es en síntesis la situación con Guyana?

– La situación con Guyana es muy grave. Sabemos que desde el año 2000 se iniciaron las perforaciones por parte de una empresa privada para extraer petróleo de territorio venezolano, ordenado por el gobierno de Georgetown. En ese momento el gobierno de Hugo Chávez hizo una reclamación justa y se detuvieron las exploraciones. Ahora, hace más o menos 15 días, el gobierno de Guyana inició de nuevos las excavaciones, las exploraciones profundas en la desembocadura del Delta del Orinoco y a esta fecha, luego de que el gobierno guyanés declarara que sí está perforando territorio venezolano, nuestro gobierno no se ha pronunciado. Por esta vía podemos perder territorio importante, no solamente la “zona en reclamación”, sino en otros ámbitos con grandes riquezas naturales que pertenecen a todos los venezolanos.

 

– ¿En qué otros temas sobre por integración trabaja el Parlatino?

– Fíjate, nosotros vemos que toda América Latina se está integrando, toda la región está en un proceso de integración y de complementación. Pero es un proceso de complementación donde todos ganan, donde no es que yo te doy y tú no me das nada. Porque por ejemplo, lo que ha pasado con Guyana es que la deuda que tiene con Venezuela se ha incrementado en más de un 400% en los últimos años y esa ha sido la política de Chávez. Vemos en cambio, que el intercambio comercial entre Brasil y Argentina es una cosa bárbara.

 

– Son los dos socios mayoritarios del Mercosur.

– Ciertamente. Son dos países que se han potenciado económicamente con un intercambio comercial que beneficia a ambas partes. Pero Venezuela no ha sabido negociar en estos términos, mientras el resto de los países de la región se integran. Venezuela contrariamente se está desintegrando y afirmamos esto tomando en cuenta que nos salimos de la CAN, no vamos a entrar al Mercosur porque estamos violando el protocolo de Ushuaia, que es el pacto de derechos humanos del Mercosur y ahora nos queremos a salir de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Venezuela no está cumpliendo con el pacto de respeto a los derechos humanos.

 

– ¿Y en este caso, cuáles serían las implicaciones?

– Lo primero, que tendríamos que salirnos de la OEA obligatoriamente, con lo cual Venezuela no estaría en ningún organismo multilateral serio, porque el ALBA no es más que una alianza ideológica y además muy limitada. La situación entonces es grave, nos estamos aislando, no nos integramos con nadie y los aliados estratégicos que busca Chávez pertenecen a otros continentes, lo cual nos coloca en una situación geopolítica bastante delicada porque el resto de los países democráticos tienen la vista puesta sobre lo que está ocurriendo en Venezuela. Aunque la gente no lo note a primera vista, el proyecto de Chávez es demasiado peligroso y grave porque nos aleja de nuestros socios naturales, que tienen democracias sólidas y nos acercan con dictadores odiados por el mundo entero.

 

Un camino accidentado

 

– Además de tu trabajo en el Parlatino integras el Comando Venezuela, de apoyo al candidato Capriles Radonski.

– Estoy muy orgullosa de pertenecer al Comando Venezuela y allí me siento muy feliz.

 

– Tú trabajo electoral está concentrado en Caracas, cuéntanos de tu experiencia.

– Todos los miembros del comando recorremos el país y todas las semanas estamos en un estado distinto, pero Caracas como se sabe es parte fundamental de este trabajo.

 

– Desde el año 2002 participas activamente en las iniciativas de la sociedad democrática. ¿Qué diferencias estableces entre aquellas grandes movilizaciones, el revocatorio del 2004, la campaña de Rosales y las últimas movilizaciones de Capriles?

– Son momentos distintos pero todos muy importantes. Trabajé en la Coordinadora Democrática para referéndum revocatorio de 2004, entonces recorrimos Venezuela pero había sectores donde no podíamos entrar. Por ejemplo, recuerdo que no podíamos entrar a San Félix, en el estado Bolívar; en una oportunidad fuimos a Puerto Ordaz y cuando intentamos entrar a San Félix los Círculos Bolivarianos nos pusieron una barricada para impedir nuestro trabajo. Eso ocurrió en muchos lugares y obviamente no podíamos tener testigos en los centros de votación. Las condiciones electorales han mejorado bastante. Hemos dado una gran lucha para que esto sea así y fíjate, el 2005 nos retiramos de la AN por considerar que no existían suficientes garantías electorales. Eso como se dijo fue error histórico, pero la consecuencia de aquella decisión es que ahora tenemos derecho a las actas y en aquél entonces no teníamos derecho ni a una sola acta. Luego el 2006 vino un hombre que se atrevió a ser candidato presidencial, Manuel Rosales y sacó 4 millones y medio de votos enfrentándose al “monstruo electoral” de Chávez y viniendo de un clima de abstención. Gracias a ese camino hoy estamos en un proceso electoral que estoy segura vamos a ganar. Así como ganamos el referéndum de la reforma constitucional, cuando la gente entendió que nos estábamos jugando el país. Y esto es muy importante, hoy existe conciencia de que lo que se está jugando acá va mas allá de la simpatía que pueda despertar un candidato. Hemos venido avanzando en los procesos electorales hasta obtener la mayoría en el AN el 2010 y hoy, después de 14 años, podemos decir que somos mayoría y lo demuestra la gente todos los días en las calles del país. 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Sergi said:

    Diputada, ¿se está delineando una política de Estado para cuando gane Henrique sobre la Guayana Esequiba? ¿Cómo se están armando los consensos en torno a este tema?

Los Comentarios han sido cerrados.

Top