Mucho petróleo… pero no hay luz

Nitu Pérez Osuna

Nitu Pérez Osuna


NITU PEREZ OSUNA
pereznitu@gmail.com 

 

Menos mal que en Venezuela no cae nieve, porque si así fuera, el desastre eléctrico actual, tomaría proporciones inimaginables

 

La semana pasada vimos noticias como ésta: (El Aragüeño): “Las poblaciones costeras de Chuao, Cepe y Choroní en el estado Aragua, estuvieron más de 33 horas sin el servicio de energía eléctrica, luego que las fuertes precipitaciones registradas durante el fin de semana en la entidad, derrumbaran un árbol que posteriormente cayó sobre una de las torres de alta tensión que alimentaba la zona”.  ¡33 horas a consecuencia de las lluvias!

(Notitarde): “Vecinos de Los Guayos, estado Carabobo, protestaron por apagón de más de 72 horas.  Ante esta situación muchas personas perdieron los alimentos que tenían en sus neveras y temen que cuando regrese el servicio se les puedan dañar algunos de sus electrodomésticos”. ¿Quién se los devuelve?

(Noticia al día): “Usuarios de la red social Twitter, reportaron que se registran protestas y cacerolazos en la ciudad de Boconó, estado Trujillo motivado a la avería del servicio eléctrico del que fueron víctimas hace más de 30 horas.”

Uno de los twitter enviado a las redes sociales por el apagón llamaba a la comunidad internacional.  “@Plinio Méndez: #AUXILIO acá en Venezuela @Boconó-Trujillo #SinLuz por 30hrs ni el gobierno ni los medios dan reporte”. Como el gobierno de Chávez es sordo… llaman la atención internacional.

(Canal de Noticias): “Varios sectores de Lechería, estado Anzoátegui, estuvieron más de cuatro horas sin luz durante la noche de este jueves. Las zonas residenciales adyacentes a las avenidas Camejo Octavio y Américo Vespucio fueron las más afectadas con el apagón que se prolongó hasta la una de la madrugada de este viernes.

Habitantes de las zonas afectadas señalaron que el corte de luz “no fue programado”, además, en muchos casos se quedaron también sin agua potable ya que el suministro del líquido se hace mediante un sistema de bombeo que funciona con electricidad.

Explicaron que “preparar sus alimentos en la noche, al igual que descansar se hizo casi imposible debido al prologado apagón”.  No solo la violencia y el hampa atenta contra la vida de los venezolanos, la falta del servicio eléctrico también.

Especialistas en el tema eléctrico aseguran que: “la seguridad energética de Venezuela se encuentra fracturada” debido fundamentalmente a que “el sector eléctrico necesita del suministro de los combustibles (gas, diesel y fuel oil) para operar y, el sector petrolero necesita la generación de electricidad para llevar a cabo parte de sus operaciones. Y, aún siendo Venezuela un país con grandes recursos energéticos, los últimos 14 años han estado signados por un retroceso en materia energética en cuanto a la oferta para satisfacer con calidad la demanda del mercado interno y, en lo que respecta a una disminución en los niveles de exportación de petróleo”.

¿De qué nos sirve ser el país con mayores reservas de petróleo en el planeta si no lo podemos sacar de la tierra para llevarle energía al pueblo?  ¿Hasta cuándo continúan con la mentira repetida que el problema es la iguana o el rabipelao, la lluvia o la sequía,  o el consumo en exceso de los venezolanos?

Para los conocedores de la materia las decisiones tomadas para resolver la situación han sido desacertadas y salpicadas de corrupción.  Con la llegada de otro gobierno será que comenzaremos a ver luz.

 

 

 

Versión editada

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top