El desacuerdo

Gerardo Fernández

Gerardo Fernández
gfrenandez@cjlegal.net

 

 

Es absurdo que se firme un acuerdo para que se pretenda el cumplimiento de la ley

 

Cuando el CNE necesita que se firme un “Acuerdo Compromiso por la Democracia, en aras del buen desarrollo de la campaña para los comicios electorales del 7 de octubre”, es porque algo está muy mal. Ello quiere decir que la institucionalidad democrática es débil, no hay Estado de Derecho, ni separación de poderes. Es la demostración mayor de debilidad del CNE.

El acuerdo tiene por objetivo que los candidatos actúen en estricto cumplimiento de la Constitución y las normas electorales que rigen el proceso electoral; que reconozcan los resultados emitidos por el CNE, “única autoridad legítima y competente en la elección presidencial” y; que exista un clima de respeto, paz y participación democrática durante la campaña electoral y no se desconozca la voluntad del pueblo “con hechos de violencia o de cualquier tipo que atenten contra el bienestar del país”.

Sin necesidad de acuerdo, el CNE y los candidatos, incluido el candidato-presidente, saben y tienen clarísimo que deben respetar las leyes y la Constitución, sino incurren en delito. Se sabe que la Constitución y las leyes prohíben el uso de recursos y funcionarios del Estado (incluidos los militares) para hacer campaña y que las cadenas y el ventajismo son violaciones a las elementales reglas de la democracia. Es el colmo y absurdo que se firme un acuerdo para que se pretenda el cumplimiento de la ley. Si llegamos a esto es porque ni el CNE, y sobre todo el candidato-presidente, no cumplen con la ley y la Constitución. En solo unos días de campaña este último las ha violado hasta más no poder.

Las garantías electorales en un proceso democrático, libre y transparente las tienen que brindar el CNE; si no es así, no está cumpliendo con su trabajo. El candidato-presidente es fundamentalmente el que tiene que construir el diálogo democrático, en procura de un clima de paz y garantía de la participación efectiva del pueblo venezolano. No sería necesario un acuerdo si el sistema democrático y sus instituciones existieran a plenitud.

 

 

 
Gerardo FernándezGerardo Fernández
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top