La diversidad del deporte

Luis Hernández Estrella

DESDE LAS CANCHAS 
Luis Hernández Estrella

luisherestrella@gmail.com

 

Es dolorosa la forma como se encuentra el deporte por los programas chavistas que no avanzan en corregir los entuertos por los que atraviesa la causa deportiva nacional. Cada vez más se incrementa el déficit de jóvenes en las canchas; la gordura hace estragos en la juventud, haciéndose propicia en la actualidad por el período vacacional; la educación deportiva no ha alcanzado los niveles de aceptación para que ésta avance en firme hacia mejores caminos; y todo esto ha creado una deuda que se presentará en el futuro si no la detenemos a tiempo, por la escasa participación en actividades inherentes que presentan hoy día niños, jóvenes y adolescentes, que no encuentran el espacio que les permita salir de la parte magra que se encuentra en el cuerpo humano.

Hay que revisar la situación, hay que considerarla importante, la discusión sobre el estado físico de los jóvenes no debe pasar desapercibido en cualquier reunión deportiva; proposiciones van y vienen en referencia a lo que se debe hacer para crear no solo el hábito, sino la ayuda necesaria que integre mayor cantidad de personas a los gimnasios o academias que busquen el bienestar físico. Hay que despertar el interés por el bienestar físico en la juventud y para ello hay que tener las herramientas que motiven un cambio organizacional.

El régimen tiene un Ministerio de la Juventud, un Ministerio del Deporte, pero han pasado catorce años y no se ha dado con el problema aun con todas las herramientas y los pasos estratégicos que posibiliten una mayor cohesión, una mejor integración, y con los procesos operativos que dicen tener, en teoría, porque en la práctica no existe la formalidad de un seguimiento. El perfil del deporte ha cambiado para aquellos países que se esmeran en mejorar la salud, que les preocupa el bienestar de la gente, que dispone de incentivos alineados con los valores y con el desarrollo del deporte en general. La palabra inclusión quedó en bla-bla, porque más allá de lo que representa “el deporte para todos”, éste deja de ser un slogan para convertirse en una realidad social vista desde otro ángulo que la proyecta como área social de comunicación urbana. El deporte se ha diversificado en otras disciplinas, sin embargo no ha crecido en el tiempo por la ineptitud del hombre que no ha entendido el valor social que significa para la humanidad.

Las estrategias de atención han variado para  fortalecer  habilidades  y destrezas deportivas, no obstante, el incremento de  jóvenes no  ha podido romper  la  barrera de  la  ausencia  en  canchas u otras  instalaciones.  Hay que  buscar  la  actualización de las  actividades y éstas  deben  estar  enmarcadas en un calendario que permita obtener la información detallada de lo que se está  haciendo. Un sistema es operativo cuando las redes tecnológicas  llevan el mensaje positivo sobre los  valores que  circundan el evento.

 

 

 

 
Top