UNA POTENCIA EN CADENA NACIONAL

José Mayora

JOSE MAYORA
mayora.j@gmail.com 

 

Las cadenas de radio y son un excelente mecanismo para notificar cosas de interés ciudadano  y, en los casos más extremos, para convocar a la población a manejar adecuadamente alguna catástrofe natural. Las cadenas venezolanas, sin embargo, son como los juicios, se sabe cuando comienzan, pero no cuando terminan.

 

A través de las cadenas, los venezolanos nos hemos enterado de cosas no exentas de importancia. En esta semana, nos enteramos de algo que debiera concitar el orgullo nacional. De acuerdo con el líder del proceso,  Venezuela será una potencia de horizonte ilimitado y,  ahora que ingresamos a Mercosur, con mayor razón, pues se  nos abre un “mercado” de millones de personas  y se eliminan las barreras de entrada, es decir los “aranceles”. No deja de llamar  la atención  que siendo los países andinos  un mercado interesante, en el cual Venezuela ya estaba inserta, nos hayamos salido. Me imagino que la voluntad popular consideró  que el mercado del Sur es más  atractivo que el andino, en virtud de  lo cual, en una decisión soberana, Venezuela se salió de la CAN.

 

De acuerdo con lo anterior, las empresas venezolanas deben competir en igualdad de condiciones normativas con las empresas asentadas en los restantes países miembros. En resumidas cuentas,  aquellas empresas que sean más competitivas serán las que cabrán en ese gran  mercado. Lo que debe quedar claro para los venezolanos, es que el ser miembro del Mercosur no decreta la competitividad de la empresa.

 

Presumimos que la integración económica debe estar precedida por la integración ideológica, sustento del proceso económico revolucionario. Lo que no sabemos es si las empresas con las que competirán las venezolanas  toman decisiones a la luz de criterios ideológicos.

 

Con relación a Mercosur, sabemos que tenemos las puertas abiertas, pero no sabemos cuáles son los productos que pasarán por ese umbral a  competir en ese gran mercado, pues el petróleo se comercializa con o sin Mercosur. El líder habla de las grandes riquezas y hasta donde podamos entender,  una cosa son los recursos y otra muy distinta la riqueza. Venezuela tiene muchos recursos aún no transformados en riqueza.

 

Entiendo que el diezmado sector privado no ha sido consultado para las decisiones cruciales con relación a lo que podemos exportar. Deduzco que las empresas con posibilidad de acceder a este gran mercado, son las empresas socialistas, muestra de lo cual tuvimos en una  cadena donde nos enteramos del milagro industrial operado  en la empresa Aceite Diana y de la puesta en operación de una empresa que produce ventanas de aluminio cuyo mercado cautivo es Petrocasa. Pudimos observar que ambas empresas estaban encadenadas.  Me imagino que la paralización parcial o total del proceso productivo no debe preocupar, pues los  indicadores de desempeño de las empresas socialistas son distintos a los que se usan en las empresas capitalistas (y estas no van p’al  baile).

 

Es posible que aparte del oro negro, las exportaciones  venezolanas hacia Mercosur se inicien con la potencia aceitera representada por  Diana. Por cierto: ¿dónde se pueden adquirir los productos Diana?

 

Versión editada

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top