El ABC de Marcel Granier – Presidente de 1BC

“El control del Estado sobre los medios es total”

Capriles Radonski tiene capacidad para oír. Chávez no quiere debatir y está inseguro de sus propias ideas. La voluntad mayoritaria en la FANB sigue siendo democrática, señala el empresario y líder de opinión.

 

Manuel Felipe Sierra

 

Despacha en su oficina en el quinto piso de RCTV. Hace cinco años el canal con más tradición y teleaudiencia fue sacado del aire al no ser renovada su concesión y luego también puesto fuera del sistema de televisión por cable. En su espaciosa sede de Quinta Crespo se realizan ahora producciones para el exterior y se mantiene un servicio noticioso por internet. Pero Marcel Granier no sólo es un hombre vinculado a los medios de comunicación sino además un referente público que ha tenido una participación importante en el debate nacional en las últimas décadas. De allí la importancia de su análisis sobre el escenario electoral en función del 7-10. En lenguaje claro y directo ofrece sus reflexiones para los lectores de ABC de la Semana.

 

A menos de dos meses para unas elecciones en las cuales, además de elegir a un presidente se define el rumbo del país entre democracia y autocracia ¿Cuál es tu visión de los escenarios?

 

Yo creo que veinte años más de Chávez sería algo terrible para el país, ya hemos visto la destrucción de la que ha sido capaz en estos catorce años y por otro lado hemos visto lo que siempre hemos pensado muchos, que la reelección es algo perverso en el caso latinoamericano, y específicamente en el venezolano ha sido nefasta.

 

Pero en este caso además del tema de la reelección se trata de enfrentar un modelo que ha desnaturalizado la democracia.

 

Tienes razón, es un modelo que no es democrático y un modelo que además está dirigido desde otro país, que es lo más grave y es lo que cuesta entender. ¿Cómo es posible que Venezuela haya caído en manos de Cuba después de haber derrotado la dictadura castrista tanto militar como políticamente en años anteriores? ¿Cómo logró Fidel Castro el milagro de cautivar a Chávez y someterlo a sus designios? Aquí está en juego también la independencia de Venezuela, su ciudadanía; lo que pasa es que ello es tan trillado que ha perdido relevancia en el debate. Pareciera que no nos damos cuenta que hoy somos un país totalmente dependiente del petróleo y el petróleo venezolano está perdiendo importancia a nivel mundial. No es algo que va ocurrir dentro de uno o dos años, pero en diez años la situación va a ser terrible para Venezuela si no actuamos a tiempo. También ello se aplica al tema alimentario en el cual también somos dependientes. Estoy de acuerdo que en esta elección está en juego el destino del país y la calidad de vida del venezolano.

 

¿Cómo observas el debate electoral ya en la recta final de la campaña?

 

Bueno, el debate electoral ha sido inexistente porque el “hombre de la carroza” o mejor dicho el presidente Chávez no quiere debatir, lo que demuestra que está inseguro de sus propias ideas y consciente de que las ideas que expone vienen de afuera, y como no puede tener a Fidel Castro al lado prefiere evadir el debate, pero eso es lamentable porque la democracia es debate.

 

“Así como la democracia es recuperable, la televisión también es recuperable”

Pero está claro que hoy el elector establece una comparación entre el Chávez con el peso de catorce años de gobierno y el desgaste que ello supone y un candidato joven que es expresión de las nuevas generaciones.

 

Si efectivamente, eso lo ve la gente y establece un contraste entre el hombre joven lleno de entusiasmo, activo, mezclándose con la gente y un Chávez cansado, agotado, gordo, despachando desde su palacio todo el tiempo. Cuando sale lo hace en una carroza llena de comodidades con muy poco acceso directo a la gente. Ese contraste es evidente, pero luego está el contraste de ideas, ver al mundo que progresa y que avanza comparado con Cuba un país que tiene un siglo de atraso, con niveles trágicos de pobreza y por supuesto la falta de debates y de ideas, eso lo estamos viendo en las encuestas.

 

¿También hay una notable diferencia entre Chávez y Capriles en los mensajes?

 

Si, en el lenguaje creo que vamos a ver un cambio, hay una diferencia de lenguaje muy marcado porque hasta el momento la campaña de Chávez ha estado dominada por los asesores cubanos y el lenguaje fidelista es un lenguaje de confrontación y de enfrentamiento.

 

Un lenguaje de guerra

 

Si, un lenguaje muy grosero, guerrerista, aunque creo que Lula llamó a Chávez al botón se lo llevó a Brasil y le impuso o por lo menos lo obligó a aceptar la presencia de asesores brasileños. Por supuesto, los brasileños tienen un lenguaje más de paz, de amor, de reencuentro que aunque sabemos que es falso, electoralmente se ha comprobado que es eficaz. Paradójicamente por esas cosas de Chávez que uno nunca entiende los asesores brasileños están instalados nada más y nada menos que en el Country Club.

 

¿En el Country Club?

 

Si, compraron un caserón inmenso en el Country Club y desde allí es que están despachando y trabajando en el nuevo mensaje de paz y de amor; pero vamos a ver quién se impone porque los cubanos son duros y no se van a dejar quitar el puesto.

 

 

CUBANOS Y BRASILEÑOS

 

¿Tanto cubanos como brasileños son aliados al proyecto chavista en alguna medida?

 

Si, porque son beneficiarios en números inmensos de Venezuela; la gente piensa que Cuba es el principal beneficiario de los favores de Chávez  porque recibe alrededor de 200 mil barriles de petróleo directa o indirectamente, además de otros apoyos. Es verdad que los brasileños reciben menos en petróleo pero son mucho más vivos, mucho más modernos y saben aprovecharlo mejor. Además la ayuda que se le da a Cuba es a través de empresas públicas que tienden a ser ineficientes, en cambio a Brasil es a través de empresas privadas que luego financian a Lula y a su corte de políticos. Pero vamos a ver en que termina la competencia entre asesores cubanos y brasileños.

 

Sobre el lenguaje de Capriles muchos opinan que le falta fuerza y es muy convencional tratándose de un contendor como Chávez

 

Yo creo que le ha funcionado muy bien, que está haciendo algo que la gente necesitaba que es oírla, conversar con ellos, reunirse con ellos, caminar con ellos para hacerlos sentir gente otra vez;  para Chávez el pueblo pasó a ser un instrumento para su adulación, su reconocimiento, él no permite que la gente rechace algunas de sus decisiones, cómo se molesta con ellos. Capriles demuestra que si tiene capacidad para oír y eso es importante en la política cómo se conecta el dirigente con la gente, cómo la escucha.

 

Pero más allá de los mensajes y el tono de la campaña el hecho cierto es que existe un ventajismo desbocado y un CNE que no es un árbitro imparcial y esos factores podrían  al final jugar a favor de Chávez

 

Si, en la República Democrática Alemana (en la Alemania comunista) había una situación parecida, como en Egipto, Libia, la Unión Soviética y en Siria. En todos esos países la situación era parecida a la de Venezuela. Se trata de un régimen central que controla todo y sin embargo la voluntad de la gente cuando hay motivación y una alternativa confiable supera todos los obstáculos; es verdad lo que tú dices, pero vamos a ver que es lo más importante si el peso de ese aparataje dictatorial, despótico, parcializado o la voluntad de la gente por tener una vida mejor. No olvides que el venezolano ha demostrado en los últimos cincuenta años que tiene vocación democrática, pero además con todo el poder  que tiene Chávez ningún gobernante de esa característica estaría en la situación de debilidad en la que él se encuentra hoy en día.

 

Una victoria de Capriles tendría que ir más allá de la elección presidencial y abordar un programa de gobernabilidad y no sólo el programa electoral para enfrentar la reconstrucción del país. ¿Cuáles piensas que serían los temas fundamentales?

 

Hay muchos temas fundamentales, uno es la lucha contra la corrupción allí tendría que haber una voluntad clara del nuevo gobierno de castigar una cantidad de crímenes que se han cometido contra los venezolanos; está el tema de la inseguridad que es gravísimo donde el gobierno tendrá que actuar desde el primer día; está tema del petróleo que es fundamental porque es el ingreso básico del país, el que nos permite alimentarnos porque se ha destruido de tal manera la agricultura y la ganadería que hoy en día dependemos de lo que importamos. Y luego está el tema del Banco Central de Venezuela que es gravísimo porque esta institución es para garantizar la estabilidad de la moneda y el poder adquisitivo del bolívar y hemos visto como lo han destruido. Ellos creen que porque le quitaron tres ceros al valor de la moneda la gente no se da cuenta del tamaño de la devaluación, que el bolívar se sigue devaluando aceleradamente y que existe un problema de tipos de cambio muy serios. Mientras no se enfrente este tema de la devaluación Venezuela no podrá ser competitiva de ninguna manera.

 

NO SERÁ FÁCIL

 

Pero hay un tema fundamental que es el tema militar y cómo la institución ha sido reconvertida con el esquema del ejército cubano. Es una situación que se agrava como lo demuestra la reciente denuncia de María Corina Machado sobre el “Plan Sucre” que plantea una hipótesis de conflicto en un documento con la firma del propio Chávez

 

Creo que ha habido un enorme deterioro de las Fuerzas Armadas, pero en su seno, al igual que en el resto del país, la voluntad mayoritaria sigue siendo democrática. Es verdad que se le han impuesto unos comandantes en la mayoría de los casos corruptos e ineficientes, pero al igual que en el pasado es una cúpula que puede ser remplazada y yo creo que eso es lo que va a ocurrir… aunque no va a ser fácil. Betancourt vivió una situación parecida.

 

Y tuvo que enfrentar muchos Golpes de Estado

 

Tuvo que enfrentar muchos dicen que alrededor de 100 Golpes de Estado entre los que se conocieron y los que fueron conjurados a tiempo.

 

Es decir, que sin la capacidad de estadista y de político avezado de Betancourt la experiencia democrática hubiera naufragado

 

Es posible, pero contó con el apoyo leal de COPEI y hay que reconocer que Betancourt y Caldera fueron políticos excepcionales, tal vez el error que cometieron gira entorno al tema de la reelección. Cuando en 1972 Betancourt decide no relanzar su candidatura abrió un relevo que fue verdaderamente importante para Acción Democrática, pero después Carlos Andrés Pérez no entendió ese tema y Caldera tampoco lo entendió y muchos de los problemas que vivimos hoy en día tienen que ver con eso, es el tema de la reelección del cual hablamos al principio.

 

Hablas de la importancia de la candidatura de Capriles Radonski en cuanto representa la emergencia de las nuevas generaciones en plan estelar en la política venezolana

 

Si, porque entienden mejor el mundo moderno o sea nuestra generación no conoció la computación sino después de los cuarenta años; los teléfonos celulares, el internet, el twitter, el facebook todos esos adelantos tecnológicos están relacionados con las nuevas generaciones y ellos lo tienen que entender mucho mejor  porque es una manera distinta de ver al mundo; aquella idea de ver al mundo como un foco de conflicto permanente está siendo superada por ideas más constructivas.

 

Después de cinco años del cierre de RCTV ¿Cuál es la situación de la televisión venezolana?

 

El control del Estado sobre los medios es total. Además de la abusiva utilización del tiempo por parte del Presidente y de su propaganda; vemos una merma importantísima, terrible en la calidad de la televisión y por eso cada día menos gente ve televisión venezolana y más gente ve televisión extranjera, eso es triste porque Venezuela fue líder y tenía oportunidades de proyectar aún más ese liderazgo y esa calidad en el ámbito internacional. Pero así como la democracia es recuperable, la televisión también es recuperable. Henrique Capriles se ha mostrado partidario  al regreso de RCTV, pese a que tenemos juicios pendientes desde hace más de cinco años. Con el regreso de RCTV tendremos nuevamente más competencia, más producción venezolana, más independencia de criterio, más libertad, de manera que también soy optimista en ese sentido.

 

 

Artículos relacionados

Top