EL CAPRILES 2.0 DEJO ATRAS A HUGO 1.0

Tomás Horacio Hernández

 

Estamos en la mitad de la campaña presidencial y debo decir que esto cada vez se pone más interesante. Cuando comenzó la misma, hace 48 días, sabíamos de antemano que la batalla no iba a ser fácil. Para ese momento Henrique Capriles  Radonski debía remontar una distancia evidente que lo separaba de su contrincante, la salud del paciente era una interrogante, se desconocía el impacto que tendrían las redes sociales y nadie se imaginaba cuál iba a ser el ritmo de los candidatos en plena candela.

 

El balance a medio camino resulta muy positivo para el flaco Henrique. Veamos.

 

Empecemos por el ritmo de campaña. En estos momentos Henrique Capriles ha visitado un total de 150 pueblos. Esta cifra sin duda es impresionante; básicamente el flaco visita 3 pueblos diarios. La campaña de Capriles arranca en los pueblos y termina en las ciudades, y dado que sus recorridos son a pie, los habitantes tienen la oportunidad de tocarlo y sentirlo como uno más. Por el otro lado tenemos al candidato rojo, que debo admitir que me ha desilusionado un poco. Yo me imaginaba, como muchos otros venezolanos, que su campaña iba a ser impresionante. Pero resulta que el candidato ha brillado… pero por su ausencia. En total Hugo Chávez ha realizado 11 actos de campaña, los cuales distan entre sí aproximadamente 5 días. Sí, once actos estimado lector. Estos consisten básicamente en una caravana y un discurso al finalizar el paseo en la carroza. Más nada.

 

Ahora bien, lo que sigue siendo una constante para el candidato del continuismo son las cadenas. Digan lo que digan los doctores, diga lo que diga el CNE, este señor todavía puede hablar. Solamente en el mes de Julio el candidato rojo lleva acumulado 20 horas en cadena de radio y televisión. Si bien esta cantidad de horas es poco cuando lo comparamos con sus eternas alocuciones de hace par de años atrás, sigue siendo una cantidad importante, especialmente en una campaña.

 

La interrogante de la enfermedad del paciente sigue siendo una interrogante. Claramente se ve afectado. ¿Cuánto? Muy  difícil afirmarlo. Lo cierto es que los actos de campaña del oficialismo se hacen cada 5-6 días aproximadamente. Si estas elecciones son “la vida o muerte de la revolución”, tal como lo ha dicho el mismo Hugo, ¿no debería estar el candidato rojo todos los días en la calle, tal como la hacía en el pasado? ¿Será que no puede? ¿Será que está confiado?

 

La distancia entre los candidatos varía según las encuestas, sin embargo la tendencia es clara: el margen que separa a los candidatos es mínimo. Lejos quedaron los casi 20 puntos que separaban a Capriles de su contrincante hace 48 días. Edgard Gutiérrez, respetado analista político, ha afirmado esta semana en referencia a las encuestas lo siguiente: “Pienso que hay un cambio de marea y que probablemente lo veamos expresado en los próximos días en nuevos sondeos que darán cuenta de una campaña que en realidad está cabeza a cabeza y que está muy lejos de presentar una ventaja irreversible como algunos encuestadores han irresponsablemente afirmado”.  El análisis de Edgard lo comparto plenamente.

 

Finalmente, hablemos de Twitter. Para la fecha, Hugo Chávez cuenta con 3.323.320 seguidores mientras que Capriles tiene 1.127.632. La ventaja es obvia para el candidato oficialista, sin embargo esta semana se conoció a través de la herramienta Twitteraudit (http://www.twitteraudit.com/) que más de 2 millones de seguidores de Hugo son falsos. No obstante, el contenido de los mensajes de ambos es lo que realmente nos interesa. Estamos en la mitad de la campaña y hasta ahora Hugo Chávez ha enviado 103 tweets mientras que Henrique Capriles ha enviado 840 tweets. La diferencia es abrumadora y favorece considerablemente al candidato de la unidad democrática. Los tweets del candidato oficialista han estado dirigidos 16% a deporte, 14%  saludos a seguidores, 10% a historia y 10% de interacción/respuesta a solicitudes, sólo para nombrar las categorías más importantes. Mientras que Henrique ha dirigido el 25% de sus tweets a interacción y respuesta de solicitudes, 18% a resultados de eventos de campaña, 14% a difundir sus propuestas de gobierno y 12% a resaltar negativamente la gestión de su contrincante, igualmente nombrando sólo las categorías importantes.

 

De tal manera que el balance a mitad de campaña resulta muy favorable para Henrique Capriles. El flaco le ha robado la calle a Hugo y a su vez le ha demostrado que ser joven y estar saludable es indispensable en una campaña. Las redes sociales son un medio muy importante para difundir los mensajes y Capriles, consciente de ello, lo está capitalizando al máximo.

 

La percepción en general es que el cambio de marea es evidente y que lo que falta es rematar en la segunda mitad de la campaña. Por eso afirmamos que El Capriles 2.0 está dejando atrás  al viejo Hugo 1.0

 

En twitter: @TomasHHR

 

 

Artículos relacionados

Top