Tibisay Lucena molesta por las presiones políticas que la llevaron a modificar su propio Reglamento

RODÓ EN LA BARRA…!  
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
 abcbuenaventura@gmail.com 

 

 

La tragedia pudo evitarse

 

Estos días se nos hacen tristes pese a que no son los días grises del otoño, cuando los árboles comienzan a perder sus hojas en esos países que viven las cuatro estaciones del año. Aquí vivimos el otoño desolador de una explosión que dejó sin vida a más de 40 venezolanos. Fue en la Refinería de Amuay, Falcón, la más grande de Venezuela y una de las mayores del mundo. Lo peor de todo es el cinismo gubernamental. No estamos frente a un evento político que pueda dar o quitar votos al Gobierno.  Muchos hogares quedaron enlutados. Aquí no hay “medias tintas”, la verdad verdadera – otra vez he caído en un pleonasmo voluntario, para dar más fuerza a las palabras-, es que las fallas de mantenimiento dieron lugar a un escape de gas que hizo explotar dos tanques cargados de hidrocarburos. La misma PDVSA refleja en su informe de gestión presentado a la AN a finales del 2011, que solo había podido cumplir con el 19% de los programas de mantenimiento programados. Las evidencias son claras, notorias, palmarias, de lo poco que se hace en la industria petrolera para evitar accidentes. Recuerdo que en la PDVSA anterior eran normales esas labores y a la entrada de las instalaciones de esa compañía a nivel nacional, eran exhibidos carteles donde se citaban las horas- hombre sin accidentes que lamentar. Era un reto la seguridad de la industria. No queremos extrapolar los tiempos entre una PDVSA y otra, menos establecer odiosas comparaciones, sino más bien reflejar el poco interés en la prevención que hemos visto en informaciones sobre accidentes, después que el propio presidente Chávez despidiera a los gerentes, ingenieros, técnicos y personal obrero experimentado y bien formado.   Las consecuencias iban a llegar en cualquier momento. En el primer semestre de este año ya van 19 accidentes en diferentes instalaciones de PDVSA, explosiones, incendios, derrames petroleros, en áreas operativas, pozos y unidades de almacenamiento. Siete de esos accidentes han ocurrido en Falcón incluyendo el ocurrido en mayo del 2012 con saldo de dos muertos y una decena de heridos, al explotar el horno I de la planta catalítica en el Centro de Refinación Paraguaná, hoy en emergencia. Nadie puede ocultar las realidades, ni Hugo Chávez quien apareció 40 horas después de la deflagración, lo que en él no es inusual. Nada más hay que recordar la vaguada en Vargas, cuando apareció tres días después. No tenemos palabras como lamentar esta tragedia, nuestras condolencias a todo el pueblo falconiano.

 

País en ruinas… Con mirar esta fotografía pudiéramos pensar que fue tomada en un lugar de Siria, donde las casas, edificios y la tierra son arrasadas con el inclemente bombardeo de las fuerzas del gobierno. Pero no… esa foto es de lo que quedó de un lugar de Paraguaná en las cercanías a la Refinería de Amuay. Aunque lo nieguen personeros del Gobierno, todo indica que la explosión ocurrió por falta de mantenimiento, algo muy común en la PDVSA actual. El puente de Cúpira, la carretera entre Monagas y Anzoátegui, la desastrosa red vial, los motines carcelarios y la falta de institucionalidad, entre otros, evidencian que vamos hacia la ruina, pero aún estamos a tiempo para salvarlo.

 

 

 

Nervios traicioneros

 

En altas esferas del régimen chavista- desde el candidato presidente para abajo- hay preocupaciones incontenibles. El propio Chávez explotó en Caruachi con la protesta de los trabajadores. Resultado: cadena suspendida. En Monagas insultó a un periodista de Guayana por una pregunta sobre la violación de los contratos de trabajo. Acto suspendido. En Paraguaná arremetió contra una periodista de RCN porque le hizo una pregunta sobre el hecho que vecinos reportan que venían sintiendo olor a gas, lo que es público y notorio. El resultado: otra rueda de prensa interrumpida. Ya en Carabobo se había producido una protesta entre los rojo-rojitos por la designación a dedo de Ameliach. Parece que los nervios comienzan a traicionar a mi comandante candidato, y actuar sin apego a una minima solidaridad humana. Después de ese torneo verbal con la reportera colombiana, apareció en cadena para felicitar públicamente a Rafael Ramírez, sin tener pruebas en sus manos sobre el origen del accidente. El reloj sigue marcando las horas…

 

Conexión siniestra

 

Wenceslao Witremundo Mantilla Zárate viene a mi encuentro luego de andar por allí detrás de los dirigentes que han empezado a torpedear la Unidad en Carabobo. “A mi me dijeron lo de Noé Mujica, pero no hice mucho caso porque esa es una candidatura folklórica. Fíjate, Buenaventura, que no creí al muchacho capaz, pero cuando vi a su lado a Rafael Enrique Casal supe de inmediato, por donde venían los tiros”, indicó el viejo amigo. Doble W que no es Bush califica a Casal como un caso atípico, debido a que no pega una y sigue insistiendo a ver si por lo menos sale en la prensa.

Mi informante ordena servir dos güisquicitos bien cargados con abundante hielo. Lo saborea a placer y luego deja caer sus palabras:  “En el grupo de Scarano, donde había gente de más peso, el desaliento va “in crescendo”. En los actos de la Unidad lo evitan y ese sentimiento va corriendo. La Unidad es sagrada porque cualquier fractura puede afectar la candidatura presidencial. Por de pronto se piensa que su plancha paralela no tiene nada que buscar. Además el trato hacia él ha cambiado. En la última gira a Carabobo, Henrique Capriles fue frío y distante con el alcalde de San Diego, y en el acto de Guacara no pudo -¿o no lo invitaron? – subir a la tarima.” Al final me dejó caer, como quien no quiere la cosa, lo siguiente: “aquí hay una mezcla extraña con el único objetivo de dividirle la votación del Pollo cuando vengan las elecciones a gobernador. Pero quien anda fuera de la Unidad se friega. Enzo lo sabe. Tanto que está pensando seriamente en quedarse tranquilo en San Diego, eso es lo que me llega. La pregunta que yo me hago y que se hace mucha gente, Buenaventura, es quien lo estará financiando. ¿Serán los de allá o los de acá?” 

 

 

Noti Rápidas

 

CAZADOR CAZADO.  Esta semana el CNE cambio las reglas del juego, alterando su propio reglamento electoral. Parece que la abstención opositora no se va a dar, y ahora quieren acelerar el proceso de votación, para poder movilizar a tiempo a los suyos que no están muy inclinados a votar.  Nos llega que Tibisay Lucena está molesta por las excesivas presiones políticas a las que está siendo sometida.

 

MONAGAS. Corre el rumor que, violando todas las normas, el CNE estaría alterando la  inscripción de candidaturas en el estado Monagas para que el PSUV pueda agregar candidatos a su Lista, que fue consignada incompleta.

 

INTIMIDACION. Iván Freites, el dirigente sindical petrolero que ha revelado – documentos en mano- las fallas de mantenimiento en Amuay,  está siendo intimidado por funcionarios del Sebín tras conocerse en Venezuela y el mundo sus denuncias. Para Freites en los últimos 3 años no ha habido inversión en mantenimiento. Y lo más grave es que 5 días antes de la explosión se sabía del escape de gas y no se hizo nada, solamente operativos de la GN que impedían el libre tránsito de autos por el lugar.

 

OTRA ONDA EXPANSIVA. El chavismo viene perdiendo afectos en parroquias emblemáticas de Caracas como Caricuao, La Pastora, San Juan, El Junquito, El Valle, La Vega y Santa Rosalía. Y en un informe secreto señalan que están perdiendo Altagracia, La Candelaria, El Paraíso, El Recreo, San Bernardino, San José, San Pedro y Santa Teresa. Incluso en Catia se ha debilitado mucho el chavismo.

 
Etiquetas , , ,

Artículos relacionados

Top