Cuando las cosas adquieren otra vida

CARACAS

Cuando las cosas adquieren otra vida, fotografías de Jason Galarraga, muestra, presentada por Rodolfo Izaguirre, marca el regreso de este creador al medio fotográfico en la era digital, en una propuesta análoga a la de su pintura. Galarraga es uno de los artistas destacados en el panorama pictórico de los 80, apreciado internacionalmente en ciudades como Santiago de Chile, Puebla, París, Panamá y San José de Costa Rica, en individuales o colectivas que le han merecido, entre otros reconocimientos, el Premio Municipal de Bellas Artes 1985, el Tercer Premio Palette d’Or en el XXIII Festival Internacional de la Peinture Cagnes Sur Mer (Francia), en 1991 y el premio Antonio Edmundo Monsanto del LXV Salon Arturo Michelena, en 2010. 

Al comentar la obra pictórica de este polifacético creador, la crítico Eleonora Rafalli advierte que “los elementos del mundo industrial, los códigos, los objetos concebidos, fabricados y vivenciados en serie, se redimensionaron a través de lo pictórico, lenguaje que les brinda acceso a una identidad inédita: la de la ironía. Objetos inadvertidos del diario transitar, lucen en la pintura que los señala, como relámpagos que despiertan al espectador y lo humanizan.” Semejante intención aflora en “Cuando las cosas adquieren otra vida”, con la que Galarraga regresa la medio fotográfico, luego de haber trabajado como fotógrafo profesional con la cámara clásica. 

Tras cuatro años de estudios de la fotografía digital, asume nuevamente este medio en el que, sin embargo, no se conforma con la comodidad que hoy permite la tecnología, sino que insiste en que sea su ojo, el ojo del artista, el que intervenga y arme sus composiciones, atendiendo a una propuesta decididamente contemporánea.

La muestra está integrada por 21 imágenes en las que, al igual que en su pintura, el tema cotidiano, flores o imágenes urbanas, enfrentado al color y su opuesto, nos invitan, tal como proponía Francis Ponge en su poesía, a “reinventar la mirada”.

(Ateneo de Caracas, Av. La Salle. Colinas de Los Caobos, Qta. La Colina)

 

Sucedaneos de Carolina Vollmer, mantiene en foco dos problemas que son característicos de su obra reciente: el color y el contexto, elementos que funcionan como una metáfora cruzada de la pintura y de la situación país, al tiempo que colocan su actividad en un ámbito controversial. Por un lado, el componente cromático no depende de la aplicación del pigmento sobre el soporte inexistente, sino de los atributos físicos del material empleado; en este caso, los cables eléctricos devenidos en sustituto simbólico de diversos alimentos que han escaseado o cuya variedad se ha tornado unívoca. Por otra parte, el marco perceptivo e ideológico al cual se refiere la propuesta rompe la asepsia estética del lenguaje abstracto para consustanciarse con las contingencias domésticas de la Venezuela actual. Los cables de colores empacados en bolsas plásticas y convertidos en “productos” de reemplazo -en la corporización facsimilar de una oferta vacua – son también el vehículo de una acción realizada en un mercado caraqueño y documentada en video. (Galería Okyo, Av. Veracruz, Edf. La Hacienda PB, Las Mercedes) 

 

Incidente en Vichy, obra de teatro escrita por Arthur Miller y dirigida por Dairo Piñeres, Miller supo trasladar a los escenarios el conflicto del ser humano y el espíritu crítico arremetió contra el masificador antihumanismo estadounidense. Se acercó al marxismo para después criticarlo, se opuso activamente a la “caza de brujas” del senador McCarthy y denunció la intervención estadounidense en Corea y Vietnam, entre otras posturas polémicas. En este caso, Miller nos relata la cruel historia de un grupo de judíos detenidos por detectives franceses y alemanes al sur de Francia, durante los inicios de la ocupación nazi en esta región de Europa. Esta cruda historia se desarrolla entre los múltiples rumores que los hombres detenidos en una vieja estación de trenes, comentan a lo largo de su espera. Poco a poco descubrirán que lo que parecía ser una simple revisión de documentos, resulta ser la ratificación sobre los rumores que corren sobre uno de los más grandes crímenes raciales cometidos en la historia de Europa a espaldas de la humanidad. El genocidio a escala de más de seis millones de personas por parte de la Alemania nazi. Muchos de ellos asesinados en Polonia, donde los personajes descubren que serán trasladados para su posterior ejecución. (Fundación Celarg, Av. Luis Roche, con tercera transversal. Altamira. Funciones de: jueves a domingos. Entrada general Bs. 100,00) 

 

Pedregal, Los Mismos de ayer, proyecto expositivo y editorial, que bajo el título, incluye una muestra fotográfica y un libro, concebidos por el fotógrafo Jorge Luis Santos y el cultor popular Luis Enrique Reyes. Tanto el libro como la exposición están conformados por un total de 66 retratos de adultos mayores, de la comunidad de El Pedregal, quienes aparecen mostrando una fotografía de ellos mismos cuando eran niños o muy jóvenes, extraídas del archivo histórico documental que mantiene desde hace 30 años Luis Enrique Reyes. “Cada retrato final de los personajes se realizó en su ambiente natural, por lo general su casa, en una sesión por previa cita con el retratado, sin ningún tipo de maquillaje ni arreglo de postproducción. La única regla era que sostuviera su fotografía antigua y que lo pasáramos bien todos, como en realidad sucedió en el 100% de las tomas”, señala el fotógrafo Jorge Luis Santos. (Biblioteca Los Palos Grandes, Tercera Avenida de Los Palos Grandes, entre 2da. y 3era. Transversal, Los Palos Grandes)   

 

Lunes Rodríguez Coronel

Para comentarios y/o sugerencia: Correo-e: abculturales@gmail.com / Twitter: @lunesrc

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top