Capriles en Bogotá

Luis Daniel Álvarez V.

Luis Daniel Álvarez V.
luisdalvarezva@hotmail.com

 

Hay indicios tangibles que permiten vislumbrar el fin de la actual gestión

 

En el país se ha hecho palpable un sentimiento que hace presagiar que Henrique Capriles Radonski ganará las elecciones.

Desde indicar que granizó y tembló en Maracaibo, al igual, según dicen, que pasó días antes de la caída de la dictadura perezjimenista, hasta la aparición de curiosas manifestaciones ambientales, el venezolano ha empezado a ver hasta en los sitios más insospechados la inminente debacle electoral del régimen.

Sin embargo, hay indicios mucho más tangibles que permiten vislumbrar el fin de la actual gestión gubernamental. El último de estos hechos fue la reunión que sostuvieron en Colombia el presidente Santos y Henrique Capriles.

Aunque la audiencia fue privada y los medios de comunicación se limitaron a recibir una fotografía, el encuentro es un indicador bastante certero de que el gobierno de Santos, sin importar lo que pueda pensar su nuevo mejor amigo, está dispuesto a conversar con quien sería el próximo presidente.

Entre finales de 1957 y principios de 1958 Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba se reunieron en Nueva York para diseñar un plan unitario que regiría a Venezuela una vez depuesta la dictadura.

La importancia de la reunión estribó en que la oposición venezolana comenzó a ser reconocida internacionalmente, ya no sólo por grupos sociales, sino por gobiernos como el de EEUU, que si bien no intervenía en las reuniones, no objetaba los encuentros.

Ambos episodios plantean un nuevo modelo de país que sustituya al militarismo y a la corrupción gobernante, pero también evidencian que la comunidad internacional empieza a aceptar que en Venezuela se suscitarán cambios de gobierno y que en el caso actual, Capriles ganará las elecciones.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top