El doble juego de Irán

Andrés Oppenheimer

Andrés Oppenheimer
aoppenheimer@elnuevoherald.com

 

Durante su visita a New York para la asamblea general de las Naciones Unidas, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad trató de minimizar sus previas declaraciones de que Israel debe ser “borrado del mapa”, pero un rápido vistazo a los medios gubernamentales iraníes —incluyendo la recientemente creada cadena Hispantv, dirigida a los países latinoamericanos — deja pocas dudas acerca de la verdadera naturaleza del régimen iraní.

El lunes, Ahmadinejad le dijo a Piers Morgan, de CNN, que “cuando decimos ‘borrar del mapa’, decimos que la ocupación debe ser eliminada de este mundo, que la actitud bélica debe ser borrada y erradicada, que la matanza de mujeres y niños debe ser erradicada”. Sugirió que sus declaraciones previas exigiendo la destrucción de Israel habían sido metáforas de la finalización de la presencia israelí en territorios disputados.

Sus palabras ante el público estadounidense fueron parte del doble juego que acostumbra hacer el régimen iraní: hacer comentarios incendiarios en casa – llamando a la destrucción de Israel, poniendo en duda la existencia del holocausto judío y justificando castigos a los homosexuales, entre otros—, y luego asegurar en Estados Unidos y Europa que esos comentarios han sido sacados de contexto. Los dirigentes iraníes hablan como si —en la era de Google— no pudiéramos averiguar lo que están diciendo en su propio país.

En mi propio programa de CNN en español que se emitió el domingo, recibí una respuesta similar del corresponsal en Estados Unidos de la cadena gubernamental iraní Hispantv, Marcelo Sánchez, cuando le pregunté sobre las amenazas de Ahmadinejad de aniquilar el estado de Israel. Sánchez desestimó esas declaraciones calificándolas de “percepciones que son fabricadas en algunos casos” por “la prensa capitalista internacional”.

Pero una rápida búsqueda en el propio sitio web de Hispantv y otros medios oficiales de Irán, así como en los principales periódicos de todo el mundo, revela que el régimen teocrático de Irán está propagando constantemente veneno anti-israelí, antisemita y anticristiano.

En un típico artículo titulado “Ahmadinejad subraya el nefasto papel del sionismo en el mundo”, fechado el 1 de agosto, el sitio web de Hispantv cita a Ahmadinejad diciendo en una reunión con embajadores islámicos en Teherán que durante los últimos 400 años “una corriente espantosa sionista” domina el mundo. (Si esto les suena parecido a lo que decía Adolfo Hitler, es porque es prácticamente idéntico).

El mismo artículo de Hispantv cita a Ahmadinejad diciendo que “quien esté en pro de la libertad, de la justicia, a fin de establecerlas, debe hacer algo para que no exista el régimen sionista (israelí)”.

En otro artículo del sitio web de Hispantv, fechado el 24 de septiembre, el columnista Mahdi Arismendi escribe que el video anti-islámico “La inocencia de los musulmanes”, hecho en California, tiene “todos los tintes de ser de la autoría sionista israelí”. Continúa diciendo que el productor del video, Sam Bacile, es “de nacionalidad estadounidense-israelí” y que el film fue financiado por “círculos judíos”, pese al hecho de que desde hacía más de una semana se había informado a nivel mundial que “Sam Bacile” era un alias de Nakoula Basseley Nakopula, un residente estadounidense nacido en Egipto, de religión copta cristiana.

 

 

 

 

Artículos relacionados

Top