Diálogo y FAN

Rocio San MIguel

Rocío San Miguel
@rociosanmiguel 

 

El Presidente de la República ha señalado su disposición al diálogo a partir del resultado electoral del 7 de octubre y ha indicado como espacios para ello, el de la Asamblea Nacional y el Consejo Federal de Gobierno, los cuales se tendrán que abrir necesariamente a la participación de los gremios, sociedad civil organizada, universidades, trabajadores, empresarios, entre otros actores vitales de este país, quienes creemos en el diálogo como la mejor fórmula de convivencia política y de fortalecimiento de la democracia.

El rol de la Fuerza Armada Nacional (FAN) necesita de un diálogo nacional propositivo que restituya su funcionamiento al carril constitucional, pues no constituye ésta una institución al servicio de persona o parcialidad política alguna. Por el contrario, está al servicio exclusivo de la Nación.

La FAN debe recibir de ese diálogo nacional el compromiso de los líderes políticos de avanzar de manera concreta en su despartidización. Como también el país recibir de ese diálogo, el compromiso del Alto Mando Militar de no seguir en línea de dar arengas proselitistas y partidistas en los cuarteles.

La FAN debe recibir de ese diálogo nacional el compromiso del Parlamento de dotársele de los instrumentos legales necesarios, que le permitan fortalecer la seguridad y defensa nacional. No constituye diálogo producir leyes desde una habilitante, como tampoco lo es impedir la consulta y participación ciudadana en la formación de las leyes. La Comisión de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional debe tener un rol activo en esta dirección. Están pendientes leyes en esta comisión como la Ley de Seguridad Social de la FAN, la Ley de Fronteras, la Ley del Control de Armas y Municiones impostergables, pero deberá avanzarse en aprobación de otras indispensables como la reforma al Código Orgánico de Justicia Militar.

También forma parte de este diálogo nacional, activar mecanismos que fortalezcan el control democrático sobre la FAN, disfuncionales completamente hasta la fecha, de manera que pueda garantizarse la misión de la FAN prevista en la Constitución. Recibiendo con urgencia la FAN como resultado de ese diálogo la caja de herramientas legales, administrativas y presupuestarias que le permita avanzar en el control de las armas y municiones en el país, función que tiene asignada en exclusividad en el artículo 324 de la Constitución y en 13 años le ha sido imposible ejecutar, con el consecuente crecimiento desbordado de la criminalidad producto de la presencia de armas ilegales en manos de la población civil.

Y por favor, que surja de ese diálogo nacional, por lo menos de cara a las próximas elecciones regionales de diciembre y municipales de abril, al menos un teléfono 0800 para colocar las denuncias que vayan apareciendo en la ejecución del Plan República, que no fue impecable como se ha dicho, y puede mejorar.

 

 

 

 
Rocío San MiguelRocío San Miguel

Artículos relacionados

Top