Méndez y Scarano declinan y en Táchira y Carabobo se consolida la Unidad

RODÓ EN LA BARRA…!  
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com 

 

Prendiendo el fogón

¡Qué no panda el cúnico¡ dijo Astolfo Sandalio Sangronis parodiando a ese personaje ya inmortal de la televisión mexicana y adoptado en todos los países latinoamericanos, el Chapulín Colorado. El momento de soltar esas célebres palabras escritas en los libretos por Roberto Gómez Bolaños, el autor de la popular serie, no pudo ser el más indicado. Fue cuando Anacleto Ciriaco García habló de lo decepcionado que se sentía con la derrota de Henrique Capriles, “por lo que conmigo no cuenten para ninguna otra votación”. Prudencio Inocente Campos también arrimó su basa a la candela: “aquí no hubo voto castigo y vimos, una vez más, como nos manipulan las encuestadoras y el CNE”. Contemplo a mis amigos y confidentes y notó en todos la tristeza. Esa misma tristeza que amaneció el lunes 8 de octubre en las calles de la ciudad, incluyendo en las zonas populares. Las recorrí en mi Ford Fairlane del año 79 a placer, sin colas en ninguna parte, para ese momento eran unas calles mustias, sin alegría y sin las celebraciones de antaño, como en aquellos triunfos de CAP, por ejemplo. ¿Será que su propia gente siente que no ganó?

Sabemos y los que conocen la política también, que viene más de lo mismo y el trabajo que adelantará el proceso para dividir a la Oposición, tal como lo señala en un informe de escenarios posteriores de la firma Dinámica Venezuela. Allí se indica que el chavismo trabajará para estimular la desmoralización y la resignación del país no chavista. “¡Qué no panda el cúnico¡” dijo Astolfo Sandalio en el momento de escuchar palabras cargadas de desanimo. “Nunca digan eso, el voto es la máxima expresión de una democracia y hay que ejercerlo las veces que sea necesario. Aquí vivimos una antipolítica que va rumbo al final, y gracias a la participación de los ciudadanos hemos alcanzado victorias en las gobernaciones de Carabobo, Zulia, Táchira y Nueva Esparta. Viene otra lucha en diciembre por las regiones, que incluso es más importante para el hombre de pié que una lejana presidencia. Es el poder regional que va a estar en juego, ese poder que llega a los barrios y a todos los sectores para resolver los problemas, para hacernos la vida más placentera. Por eso no podemos dejar de votar nunca”, precisó el viejo informante.

Estamos en el patio de bolas bebiendo nuestro acostumbrado güisqüicito, con ánimo de seguir adelante, sin culillo. O Chávez cambia y acepta que la mitad del país votó en su contra o seguiremos en el mismo calvario. ¿Rectificará?. Aunque somos escépticos, tendremos que esperar. Pero no hay que bajar la guardia, menos a corta distancia de las elecciones regionales.  Y aunque el Gobierno tratará de imponer su “marea roja”, tenemos que “echarle pichón”. “Las elecciones regionales las tenemos a la vuelta de la esquina y aunque se inscribieron 10 candidatos – siete para tratar de dispersar los votos del Pollo-, hay que seguir bregando. ¡Al Pollo voy! dijo Prudencio Inocente cuando Serapio Rea prendía el fogón.

 

La lucha continúa
La gesta del 7 de Octubre fue apenas un paréntesis para darle inicio a una nueva campaña que culminará en apenas dos meses con las regionales del 16 de diciembre. Los sectores agrupados en la MUD no pueden caer en lamentaciones. Aunque no se ganó, el avance ha sido notable y en las regiones será muchísimo mayor. Ese pueblo que masivamente acudió a votar, sabe que ahora se juega el terruño y no desmayará. La lucha debe continuar.

 

La unidad la debemos fortalecer

No hay dudas que Capriles logró entusiasmar a un grueso sector opositor, a unos de 6.500.000 venezolanos. Por eso, la Unidad debe seguir en el país, la prueba más evidente de su solidez es que la tarjeta de la MUD fue la más votada por los ciudadanos opositores. Chávez intenta dividir y crear lo que llama una “oposición seria” buscando un tercer sector y fraccionar a la nueva generación de dirigentes, según lo plantea el informe de Dinámica Venezuela. “Eso es así, Buenaventura, y ya Chávez busca acercamiento con la vieja dirigencia ofreciendo cargos en el Gobierno bajo el ardid de unificar al país, pero lo que busca es quebrar a los opositores. Ya verán salir por allí alguno como lo hizo William Ojeda. La fuerza electoral en las regiones debemos mantenerla y aumentarla. No se puede entregar el país a un solo hombre”, apuntó Serapio Rea. Otro dato cierto es que la ventaja de Chávez sobre Rosales fue de 25% y ante Capriles fue de 10,91%. Además, ese Operación Remate al menos a mí me olió a Jujú. El camino sigue abierto y vendrán tiempos mejores, digo yo, Buenaventura Noriega.

 

Un CNE permisivo 

Uno no sabe si hubo fraude, pero si un ventajismo desmesurado y complaciente por parte del CNE, organismo que sigue sin inspirar confianza entre los electores, pues en componenda con el chavismo transfirió al 3% de la población votante hacia sitios alejados, muy remotos, de sus localidades. Además, ahora nos enteramos que funcionarios del CNE son los responsables de alertar a la maquinaria del PSUV, apoyada por todo el aparataje gubernamental, para remolcar a los votantes de última hora, ofreciéndole prebendas a aquellos que aun no había votado. Ese “galope”, en el lenguaje adeco de antaño, acabó con la ventaja que mantuvo Capriles durante toda la tarde. Fue el ventajismo en su máxima expresión. Después no vengan a decir que es el sistema electoral más confiable. ¡A otros con ese cuento!

 

Noti Rápidas

 

LA UNIDAD SE CONSOLIDA. En Táchira y Carabobo, el escollo principal para ganar las respectivas gobernaciones fue superado esta última semana. William Méndez y Enzo Scarano, figuras de indiscutible liderazgo en sus respectivas regiones, declinaron su aspiración para sumarse a los candidatos de la UNIDAD, los gobernadores Pérez Vivas y Salas Römer. El triunfo de Chávez seguramente los terminó de convencer de que solamente unidos se puede triunfar. 

 

TÁCHIRA SE ADELANTA. En cuanto a la legislatura, Táchira también arrastraba un problema similar a Carabobo. En ambas entidades había planchas paralelas, algo que de no resolverse le entregaría la legislatura al oficialismo. En Táchira el problema lo planteaba Voluntad Popular, partido liderado por Leopoldo López, que había lanzado una fórmula distinta a la de la MUD. Esta semana, Voluntad Popular decidió retirar su plancha y sumarse a la fórmula de la MUD. En Carabobo se espera que Cuentas Claras, que postuló una fórmula distinta a la acordada en el seno de la MUD, siga el ejemplo de su líder, Enzo Scarano, para que también en el estado industrial, haya garantía de triunfo a todos los niveles.

 

LA PROCESION VA POR DENTRO. La candidatura impuesta del militar Francisco Ameliach para la gobernación de Carabobo continúa envuelta en dificultades. Nacida tras marginar la aspiración del alcalde porteño Rafael Lacava, ahora está sometida a la protesta oficial del Partido Comunista de Venezuela, que públicamente plantea que su designación debe ser revisada. En el MEP van por el mismo camino. Otro descontento es el alcalde de Valencia.   El ambiente está caldeado y la procesión roja va por dentro.

 

 EL LAGO DE VALENCIA AMENAZA.   El diputado Germán Benedetti ha convertido la causa del Lago de Valencia en un apostolado. Sumando expertos y asesorando como ingeniero a las comunidades, el parlamentario de Proyecto Venezuela ha planteado al gobierno nacional soluciones que durante más de dos años han sido desoídas. Su vaticinio se ha cumplido. Las aguas amenazan la vida de hasta 50 mil personas en el estado Aragua y en Carabobo, los habitantes de la Isla de La Culebra han debido ser reubicados

 

Artículos relacionados

Top