Exposición Escultura Escultores

CARACAS

Exposición Escultura Escultores, tres generaciones, treinta y siete creadores, y setenta y cinco obras cuentan siete décadas de trabajo escultórico en nuestro país. Es así como fue concebida esta muestra que reúne una multiplicidad de criterios y posturas en torno a la obra tridimensional. Allí confluyen conocimientos, experiencias y hasta ocurrencias de nuestros más destacados representantes en el quehacer de la talla, el modelaje, el ensamblaje o la fundición; con los que logran intervenir el espacio, crear volúmenes, e incluso, generar movimientos de singular impacto. Esta importante selección de esculturas y artistas venezolanos ofrecen un amplio panorama de propuestas y lecturas del hecho escultórico a través del tiempo, donde la pluralidad temática, estilos y tendencias, permiten al espectador visualizar las diversas perspectivas de abordar la obra tridimensional y su evolución hasta nuestros días, en las que ya muchos han incorporado recursos digitales. Desde la rústica y emblemática piedra de Cumarebo, de donde parte la historia de la escultura de nuestro país, hasta las más excéntricas combinaciones de materiales que plantean novedosos discursos estéticos contemporáneos, conforman el universo creativo. El recorrido cronológico parte en línea ascendente desde la planta baja hasta el nivel superior de la espaciosa galería de Las Mercedes. Reciben al espectador las obras de los grandes maestros, muchos de ellos, premios nacionales de escultura, dentro de los que se encuentran Francisco Narváez, Jesús Soto, Cornelis Zitman, Víctor Valera, Pedro Briceño, Lía Bermúdez, Pedro Barreto, Yuye de Lima, Alirio Palacios, Oswaldo Vigas, Maria Cristina Arria y Harry Abend. La obra de otra generación marcada por un fuerte movimiento escultórico que compite con la pintura como recurso plástico, como lo son: Edgar Guinand, Rafael Martínez, Jorge Zerep, Milton Becerra, Rolando Peña, Felipe Herrera, Humberto Cazorla, Javier Level, Carlos Medina, Alexis Mujica, Jorge Salas, Irma Parra, Jorge Seguí y Rafael Barrios, ofrecen el resultado de sus proyectos que, indistintamente, pueden responder o no al momento en que fueron concebidos. En este espacio también participan ceramistas que abordaron el recurso desde el punto de vista escultórico, no utilitario, entre ellas Reyna Herrera, Colette Delozanne, Belén Parada y Noemí Márquez. Las propuestas más contemporáneas de Vicente Antonorsi, J.J. Moros, Sydia Reyes, Daniel Suarez, Humberto Salas y Luis Millé rinden culto a las líneas en contraste a la obra figurativa de James Mathison.

La curaduría de esta exposición, al igual que los textos de catálogo de Escultura Escultores los desarrolla la destacada investigadora y crítico de arte, Bélgica Rodríguez, quien al referirse al carácter antológico de la misma, que se trata de una muestra refleja lo que ha sucedido en diversos momentos de la escultura en nuestro país, puesto que están ausentes muchos de los artistas protagonistas de esta historia. “Se trata de una aproximación teórica a un análisis de esta disciplina en el contexto de la historia del arte en Venezuela” (Galería de Arte Ascaso

Av. Orinoco, entre Mucuchíes y Monterrey, Las Mercedes)  

 

Dibujos y grabados eróticos de Oswaldo Vigas, la relación entre los personajes de la Mitología Griega y estas obras del Maestro Vigas no son coincidencia. Su interés por lo ancestral y el patrón arcaico del arquetipo sexual-universal se reflejan en cada escena de sus obras a mostrar. Se descubre una parte íntima del artista plástico, su acercamiento hacia la sexualidad humana en sus dibujos y grabados nunca antes expuestos. La mujer siempre ha sido retratada en los cuadros del Maestro, su figura predilecta, el eje central que lo impulsa a pintar su obra más conocida: “Las Brujas”. En esta ocasión, su musa se convierte en un objeto sexual, en un cuerpo que satisface pasiones y fantasías desbocadas. Bocas y narices fálicas; personajes mitológicos relacionados con la sexualidad y el placer; tríos eróticos; orgías; y, posiciones atrevidas se manifiestan en sus obras a exponer por primera vez. “La Carretilla”, “A lo Bestia”, y “Hermes Bifálico con una Bacante” son algunos de los títulos que revelan la picardía y pasión desenfrenada que acontece en los grabados y dibujos eróticos de Oswaldo Vigas. Los títulos y algunas imágenes de sus obras evocan a las pinturas rupestres de danzas fálicas, estatuas de genitales, vulvas y penes grabados en piedras que se realizaban en la Antigüedad.

La relación entre los personajes de la Mitología Griega y estas obras del Maestro Vigas no son coincidencia. Su interés por lo ancestral y el patrón arcaico del arquetipo sexual-universal se reflejan en cada escena de sus obras a mostrar.

Treinta y siete escenarios de aventuras amorosas fueron seleccionadas por el curador Eduardo Planchart, la artista María Fernanda Lairet y Mariela Lairet. Los dibujos eróticos de donde derivan parte de los grabados a exhibir, pertenecen al año 1995, cuando Vigas estaba en Avignon, Francia. Luego otra parte de este grupo de obras pertenecen al año 1963, durante su estadía en Paris, Francia, las cuales fueron grabadas en 1998, en las cuales se respira igualmente ese lenguaje sensual en un tono que apenas insinúa los trabajos posteriores sobre el mismo tema.

(Estudio Arte 8, Av. Orinoco, Edif. ElKano, Piso 2. Ofic. 5, Las Mercedes)

 

Materia Flotante de Paul Parrella, nos presenta una obra in situ del elemento más etéreo y efímero del paisaje, donde reinvierte el color de la nube, de ese sutil blanco al negro. Desde el territorio de la naturaleza, del paisaje, y en su afán de observación directa de las nubes como materia de estudio plenará la sala 6 del Museo Alejandro Otero, desde el domingo 28 de octubre, a las 11 de la mañana, con su interpretación plástica de esta materia ondulante ahora convertida en masa estructurada y como objeto palpable y determinado, a través de la exposición Materia flotante. Tal como lo refiere el texto de Starsky Brines a propósito de esta muestra, este joven artista recurre a este elemento flotante “(..) para confrontarla con el sujeto, en una suerte de pequeño laboratorio de la visión y, de esa manera, erigirnos como excelsos observadores de las nubes (…) para ahora, en su determinación, acercarnos y hacernos concientes de nuestra propia existencia”. Parrella, joven creador nacido en Cumaná, procura -a través de su intervención en las paredes con pintura acrílica y con tinta en el ventanal que se impone en este espacio- llevar al visitante el registro, el testimonio de contemplación que, ya desde hace algún tiempo, ejecuta desde su taller y otros espacios de creación, por medio del dibujo y la pintura. Jhonny Fung, curador de Materia flotante comenta respecto a la intención del estudio creativo de Parrella: “Paul Parrella nos presenta una obra in situ del elemento más etéreo y efímero del paisaje, donde reinvierte el color de la nube, de ese sutil blanco al negro; convirtiéndola en volumen o cuerpo, dándole un peso y revalorizándola como un elemento compositivo único del estudio del paisaje en su propuesta plástica, desde la pintura, el dibujo y la fotografía”. El mensaje de la muestra Materia flotante. Paul Parrella considera vital transferir a las personas la importancia en invertir un poco más de tiempo en la observación consciente de lo que nos rodea en la cotidianidad.   

 

 

Lunes Rodríguez Coronel

Para comentarios y/o sugerencia: Correo-e: abculturales@gmail.com / Twitter: @lunesrc

 
Etiquetas

Artículos relacionados

Top