DEJAR LA LLORADERA

Oscar Hernández Bernalette

Oscar Hernández Bernalette

Oscar Hernández Bernalette
@bernalette1 

 

Hay que dejar la cantaleta poselectoral. Me preocupa ver muchos opositores con desgano y una actitud de derrotados como si haber perdido las elecciones del 7-O fuera fin de mundo. La buena noticia es que no estamos al final de nada y cada día  una nueva mayoría se construye en el país.

 

Chávez  ganó porque el número de personas que votaron  por él son más que los que votaron por Capriles. Así de simple. El juego electoral fue desigual. Sí lo fue. Que eso es inmoral, también lo es. Que es un abuso del poder, sí, y que el CNE  es éticamente cuestionable, es verdad. Pero también es una realidad que sacaron más votos, que la oposición cometió errores y que para el futuro tendrá que organizarse mejor.

 

Pero por otra parte, lo que no cambia la realidad es que la oposición crece y el Gobierno baja. Que en un juego no desigual los resultados hubiesen sido mucho más estrechos. Pero que lo crean o no, lo quieran entender o no en cualquiera de los grupos, la verdad es que aquí en Venezuela y en el  mundo ya lo saben, que esta oposición venezolana  de hoy suma  mucha gente, que le pisa los talones al chavismo y que si siguen haciendo las cosas bien, corrigiendo, pulsando y manteniéndose en la vía democrática, su tiempo de ser poder y de darle un giro político a Venezuela se acerca.

 

La MUD hizo un excelente papel en estos últimos años, las primarias fueron un éxito, Capriles hizo una magnifica campaña y por ello gran parte del país debe estar agradecido, incluyendo a los chavistas honestos. La oposición es la mitad de la torta en crecimiento mientras que la otra se devora así misma.

 

Las regionales son una gran oportunidad. Hay que trabajar duro, hay que mantener un mensaje y demostrar verdaderos liderazgos locales. Hay que saber ofrecer pero también hay que ser honesto y aplaudir lo bueno que haya hecho el Gobierno si ello ha beneficiado al pueblo y no solo los bolsillos de unos cuantos.

 

Del otro lado saben que hay cosas que no hacen bien. Designaciones a dedo. Nombrar candidatos que no representan a las comunidades. No tener verdaderos líderes. Puros pasajeros del portaviones. Los pobres se cansan de que los traten como objetos de la política y no le den verdadero protagonismo. Lo vemos todos los días con decenas de protestas. Que si defienden al Comandante, no importa, pero están allí, protestando, esperando que les abran los ojos, que alguien los ayude a entender que  mucho de lo malo que les pasa  es por el pésimo gobierno que nos hemos dado.

 

Capriles lo dijo, hay que saber perder. Hay tiempo y espacio para muchas victorias. Siempre pensando en hacer una buena política, en ayudar a los mas necesitados, en darle oportunidades a todos y en gobernar sin robar y sin excluir. Eso más temprano que tarde se va a dar. Esa es la corriente política de los nuevos tiempos. Hay que servir, hay que tener principios y ser honestos en la política. Que hay quienes saltan la talanquera, que la sigan saltando, pobre ellos con sus principios. Lo importante que hay una parte del país y  minoritaria aún, que representan cerca de 7 millones de  verdaderos y honestos votos.

 

Los otros son igual de legítimos, pero si se continúan  haciendo las cosas bien desde la oposición, el resto del país buscara la zona de confort en la otra acera. Eso viene. Mientras pasa hay que trabajar y dejar la lloradera.

 

 

 

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top